Cómo hacer las mejores crepes con trucos, consejos y ¡hasta 7 recetas diferentes!

Cómo hacer las mejores crepes con trucos, consejos y ¡hasta 7 recetas diferentes!

7


Autor: Cocinatis

Toma nota y descubre los siguientes trucos para preparar la masa, la sartén y cómo cocinar las crepes para disfrutarlas en su mejor versión

Las crepes son las tortitas, finas y de textura única, más famosas del Mundo. Y es que son la envoltura perfecta para un montón de ingredientes distintos.

Ya sean dulces con nata y chocolate, originales con fruta, como plátano o fresas, o en su versión salada con jamón y queso, las crepes nos encantan y hacerlas es fácil y rápido si sabemos cómo.

Las tortitas recorren el Mundo con una gran variedad de nombres y versiones. Sin ir más lejos, en España tenemos las famosas filloas gallegas o los clásicos frixuelos de tierras asturianas y leonesas.

En su versión más fina o gruesa, con base de harina o maíz, rellenas de dulce o salado, ¡siempre triunfan! Pero sobre todas, las crepes francesas se coronan como las más famosas de todas. Su base de harina de trigo, su textura delicada, pero perfecta para envolver su relleno sin romperse, nos abre un abanico de posibilidades que no hemos querido desaprovechar.

Cuidar pequeños aspectos cuando preparamos la masa o cuando las cocinemos en la plancha o en la sartén nos harán unos verdaderos expertos en preparar esta receta francesa.

¡Descubre con nosotros las claves para hacer las mejores crepes!

 

La masa de las crepes: consigue la consistencia perfecta

Los ingredientes básicos de las crepes tradicionales son muy simples: harina, leche y agua. Normalmente se la añade también huevo para dar cuerpo a la masa y según el tipo de crep, podemos añadirle ingredientes extra para darle un toque personal. Desde el clásico brandy, hasta las versiones más golosas con chocolate.

  • El amasado: La masa debe ser suave, lo que no debemos confundir con batir en exceso, ya que cuánto más aire introduzcamos, más gordas nos quedarán. 

Masa de crepes

  • Los ingredientes base: Debemos tener en cuenta que aspectos como el tipo de harina y el tamaño de los huevos que utilicemos pueden hacer que nuestra masa quede con una textura diferente cada vez.

    Por una parte, siempre os recomendamos, al igual que cuando hacemos un bizcocho, que tamicéis la harina. De este modo, favorecemos que sea más difícil la formación de grumos.

    Por otra parte, debemos estar siempre dispuestos a rectificar la cantidad de líquido que nos marca la receta. Como mencionábamos, el simple detalle del tamaño de los huevos puede ser clave para conseguir la consistencia perfecta que debe asemejarse a la de la nata líquida.

    Si vuestras crepes se rompen con facilidad puede deberse a la falta de huevo.

Masa de crepes

  • Respetad los tiempos de reposo: Aunque en este tipo de masas no sea evidente un cambio en cuanto a la apariencia, en comparación con las masas que si necesitan fermentar (como los panes caseros), las crepes deben reposar unas 2 horas antes de utilizar la masa.

    Durante este tiempo, aunque no sea visible al ojo, la masa gana elasticidad que le permitirá extenderse uniformemente por la base de nuestra sartén sin formar hilos desparejos que dejan huecos en las crepes.

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

La sartén de las crepes: Tamaño y cómo prepararla para cocinar

Os recomendamos que la sartén que utilicéis para hacer vuestras crepes no sea excesivamente grande, ya que, en tal caso, será más difícil darles la vuelta sin que se rompan. Una sartén de 12-15 centímetros de diámetro sería el ideal, aunque existen sartenes para hacer crepes con un diámetro de alrededor de 28 cm.

Procurad además que los bordes sean redondeados para poder despegar el contorno de la masa más fácilmente con ayuda de una espátula y, a su vez, sea más sencillo voltearla.

Si no contáis con una sartén para hacer únicamente esta receta en concreto, ¡coged nota del siguiente truco!

Antes de utilizar la sartén prepárala con antelación para evitar que se peguen las crepes. Para ello, lava, seca y calienta la sartén. Cúbrela con aceite y deja que repose así de un día para otro.

Al día siguiente, retira el exceso de aceite y límpiala utilizando solamente papel de cocina y sal fina. Simplemente lava con el papel y la sal, sin enjuagarla con agua ni jabón.

  • Dos formas de engrasar la sartén. A la hora de freír las crepes, podéis utilizar aceite o mantequilla para engrasar la sartén.

    En caso de utilizar aceite, utiliza papel de cocina impregnado en éste para frotar tanto la base como las paredes de la sartén. Y en caso de utilizar mantequilla, funde una pequeña cantidad de esta y repártela bien por toda la base.

Cómo engrasar la sartén de las crepes

En cualquiera de los casos, la sartén debe estar muy caliente antes de engrasarla. Y recuerda que hablamos de engrasarla ligeramente. No se trata de freír la crep, sino de que agreguéis lo suficiente para poder darle la vuelta y evitar que se pegue. Hazlo después de hacer cada crep.

 

Cómo cocinar las crepes: controla el calor y el tiempo

Añade la cantidad suficiente de masa como para cubrir el fondo de la sartén con una ligera capa. Para ello, lo mejor es retirar un momento la sartén del fuego y añadir una cucharada en el centro de ésta y otra en el borde. Inclinad la sartén hasta que se junten ambas porciones de masa ¡y listo!

Hacedlas a fuego bajo-medio para evitar que se quemen. Y para saber cuándo darles la vuelta, esperad a que la parte de arriba se seque volviéndose opaca y se formen burbujas de aire por la parte inferior.

En este momento, despegad los bordes con ayuda de una espátula, y con cuidado, dadle la vuelta.

No os preocupéis si la primera crep se rompe o queda demasiado gruesa, es normal. Ésta sirve para preparar la sartén. Simplemente retírala y sigue con las siguientes.

  • ¿Por qué no queda la crep igual por los dos lados?

    Es prácticamente imposible que la crep nos quede con la misma apariencia por ambos lados. La condición de la sartén cambia al darle la vuelta llevándose el aceite y dejando una temperatura más baja.

    Normalmente, el segundo lado suele resultar menos atractivo con manchas oscuras. Este es el motivo principal por el que las crepes suelen servirse dobladas sobre sí mismas o enrolladas.

Cómo hacer crepes tradicionales en la sartén

  • ¿Qué hacer si la sartén se calienta demasiado?

    Si la sartén se calienta demasiado mientras hacéis las crepes, no os preocupéis. Retirad momentáneamente la sartén del fuego. La crep se seguirá haciendo con el calor que mantiene la sartén y antes de retirarla, dadle un último toque de calor devolviéndola al fuego.

  • Apilar las crepes: tiernas o ligeramente crujientes.

    Conseguir un resultado tierno o ligeramente crujiente dependerá en parte de cómo las mantengamos cuando sigan calientes.

    • Crepes tiernas: Perfectas para enrollarlas y doblarlas sobre si mismas. Para conseguir que queden así, lo mejor es apilarlas según las retiramos de la sartén.

    • Ligeramente crujientes: Para conseguir esta textura tan especial, mantén las crepes en el horno con el calor suave.


¿Cuánto duran las crepes en buen estado?

Podemos conservas las toritas durante días o semanas en buen estado, perfectas para disfrutar incluso cuando no tenemos tiempo.

  • En el frigorífico: Las crepes pueden conservarse perfectamente en el frigorífico durante varios días.

    Para ello, apiladlas y aseguraos que estén bien frías antes de introducirlas en la nevera. Así evitamos que queden gomosas una vez las volvamos a calentar. Envueltas en papel film o papel de aluminio no habrá problema.

  • En el congelador: Congeladas pueden conservarse en buen estado durante 8 semanas.

    En caso de guardarlas en el congelador, lo mejor es apilarlas poniendo entre las crepes una hoja de papel de horno engrasada ligeramente para evitar que se peguen. Una vez listas, os recomendamos que las guardéis en un envase hermético o en una bolsa de plástico para congelador. 

¿Cómo calentar crepes?

Calentar los crepes es tan sencillo como extenderlos en un plato y calentarlos a media potencia en el microondas en intervalos de 1 minuto. Así será más sencillo controlar que no se pasen y queden secas. 

¡Manos a la masa!

Preparamos crepes muy diferentes para que podáis probar, disfrutar y elegir vuestras favorita. Desde las recetas más tradicionales, hasta originales versiones con ingredientes de temporada. ¿Habéis probado todas? ¡No os las perdáis!

Frixuelos, la receta tradicional de Asturias y León

Os dejamos la receta de los tradicionales frixuelos originales de tierras asturianas y leonesas. Con base de harina, leche y huevos, comúnmente podemos verlas rellenas de crema, chocolate o, incluso, ¡arroz con leche!

Frixuelos asturianos

VER LA RECETA DE FRIXUELOS

 

Filloas gallegas, la receta tradicional de Galicia

Directas desde tierras gallegas, no os podéis perder estas crepes que tradicionalmente se han venido rellenando ¡de chorizo! Una versión salada de la receta que nos encanta.

Filloas gallegas rellenas de chorizo

VER LA RECETA DE FILLOAS GALLEGAS

 

Crepes integrales, esponjosas, finas y tiernas con base de harina integral

En esta receta preparamos la versión integral de las crepes tradicionales. Tomad nota de las cantidades y ¡manos a la masa! Hacerlas es tan sencillo como las comunes y del mismo modo, podemos rellenarlas de dulce o salado ¡como más nos guste!

Cómo hacer crepes con harina integral

VER LA RECETA DE CREPES INTEGRALES

 

Crepes Red Velvet, la versión más colorida y romántica

Si queréis sorprender con un desayuno especial ¡esta es vuestra receta! Preparamos las crepes Red Velvet con su característico color rojo y las rellenamos de nata con fresas para conquistar cualquier corazón. ;)

También podéis basaros en esta receta para coger la referencia de las cantidades y colorear vuestras crepes con distintos colores.

Crepes Red Velvet, un desayuno romántico con nata y fresas

VER LA RECETA DE CREPES RED VELVET

 

Crepes de calabaza, ¡aprovecha los ingredientes de temporada!

En estos particulares crepes aprovechamos la calabaza de temporada y la añadimos a la misma masa. Una manera muy sencilla de incluir alimentos en nuestra dieta y darles un toque diferente a las tradicionales crepes.

Crepes de calabaza finas y esponjosas

VER LA RECETA DE CREPES DE CALABAZA

 

Crepes tradicionales con chantilly y chocolate

Si sois más de clásicos, ¡no os preocupéis! Aquí os dejamos la receta tradicional en la que aprovechamos para enseñaros a hacer el chantilly casero y os animamos a que las acompañéis también con dulce chocolate. ¿Quién puede resistirse a los grandes clásicos?

Crepes tradicionales con nata y chocolate

VER LA RECETA DE CREPES TRADICIONALES

 

Crepes veganas, sin huevo ni leche, ¡rellenos de setas!

Para los veganos, os traemos unas crepes especiales que elaboramos sin leche ni huevo. Nosotros las hacemos con bebida de soja, pero podéis probar con cualquier tipo de bebida vegetal. ¡Están riquísimas con bebida de nueces o con la de anacardos!

Crepes veganos con bebida vegetal (rellenas de setas)

VER LA RECETA DE CREPES VEGANOS 

 

Crepes saladas rellenas de jamón y queso fundido

Para los que sois más de salado, ¿qué nos decís de estas crepes rellenas de jamón y queso? Os enseñamos cómo hacer para que el queso os quede con esta textura fundida y poder disfrutarlas en su mejor versión. ¡No os lo perdáis!

Crepes salados rellenos de jamón y queso

VER LA RECETA DE CREPES CON JAMÓN Y QUESO

 

Para preparar un desayuno especial o para darnos un capricho, ¡las crepes siempre son una muy buena opción!

¿Habéis hecho alguna de estas recetas? Compartidla en Redes Sociales y mencionadnos para que podamos verla. ¡Nos encanta ver vuestras recetas! ;)

Comentarios