Alimentos que pueden durar años si los conservamos correctamente

Alimentos que pueden durar años si los conservamos correctamente

1


Autor: Cocinatis

Descubre cómo conservar los siguientes alimentos para que duren años y cómo cocinarlos para sacarles todo el partido.

Hay alimentos imprescindibles en nuestra despensa los cuales, a pesar del tiempo y siempre que cuidemos su correcta conservación, pueden mantenerse en buen estado y consumirse mucho tiempo después de su fecha de compra.

Es así, que más allá de los productos comunes que todos relacionamos a dicha longevidad, como las conservas, existen otros alimentos que nos pueden ser de utilidad cuando no queremos preocuparnos por su fecha de vencimiento.

Repasamos cuánto tiempo pueden conservarse todos estos productos y cómo cocinarlos para sacarles el mayor partido posible.

 

Legumbres secas y arroz, productos prácticamente eternos

En cuanto a los alimentos como las legumbres y el arroz, son alimentos popularmente conocidos por su larga durabilidad; siendo parte de la historia como alimentos básicos alrededor del Mundo.

El arroz es uno de los alimentos fundamentales en muchas culturas, siendo sustento de más de la mitad de la población mundial. Guarda el arroz crudo en un recipiente hermético y en un lugar fresco y seco para conservarlo durante largos años.

Además, las recetas que podemos elaborar con este ingrediente básico son tan numerosas como variadas e incluso, podemos aprovechar otros ingredietes de larga durabilidad para hacer platos completos y nutritivos. 

Lentejas con arroz

En caso de las legumbres, lo ideal es que no hayan pasado por un procesado previo para que, de esta manera, sólo debamos preocuparnos por su correcta conservación. Para ello, es importante guardar estas legumbres en recipientes de vidrio herméticos y mantenerlos en lugares oscuro, frescos y secos.

Eso sí, lo único que tendremos que tener en cuenta, es que pasado un tiempo, puede que necesiten mayor tiempo de cocción. La receta de garbanzos con tomate es perfecta en estos casos, ya que podemos aprovechar el tomate triturado natura habiendo hecho previamente nuestras propias conservas caseras

Garbanzos con tomate

Las legumbres de bote, como los garbanzos o las alubias, pueden consumirse incluso dos años después de su embotado. Este tipo de productos precocinados son comúnmente consumidos para ahorrar tiempo a la hora de cocinar este tipo de cocidos, pero cuando buscamos alimentos de larga durabilidad, son más interesantes todavía. En Cocinatis os enseñamos algunas recetas con las que sacar todo el partido a las legumbres de bote. ¡Riquísimos!

Conservas y encurtidos, los clásicos que nunca fallan

Los productos en conserva que compramos en cualquier supermercado nos permiten olvidarnos de la fecha de caducidad por mucho tiempo, pero ¿habéis probado a hacer las conservas en casa?

Es una técnica muy sencilla y útil que nos permite a su vez conservar los productos naturales durante mucho más tiempo sin tener que congelarlo o tener que procesarlos de otra manera.

En el artículo sobre cómo esterilizar tarros y hacer nuestras propias conservas, os explicamos paso a paso cómo hacer conservas caseras de manera simple. Perfecto para hacer nuestras propias provisiones para consumir en los siguientes 12 meses de atún, tomate y muchos más.

Conservas caseras de tomate frito

 

En cualquiera de los casos, se recomienda guardar todo alimento en un envase hermético de cristal, ya que los de plástico pueden interferir negativamente en la conservación de los alimentos al crear más calor.

Los encurtidos son otra alternativa muy interesante. Las hortalizas conservadas en vinagre son un alimento útil que puede alargarse su consumo hasta los dos años. Como norma general dentro del mundo de las conservas, debemos mantener los encurtidos siempre en frascos herméticos de vidrio y en lugares sin mucha humedad sin refrigeración.

Cebolletas en vinagre

Azúcar y miel, los grandes conservantes naturales

La miel es el producto por excelencia entre los alimentos que nunca caducan. Su larga longevidad es conocida y si tenemos entre manos un tarro de miel natural, podemos estar seguros que disfrutaremos hasta la última gota tardemos lo que tardemos en degustar de ella.

El azúcar es un gran conservante haciendo de mermeladas, golosinas caseras y otros dulces, el aporte de azúcar ideal en periodos de escasez. Las mermeladas han sido durante la historia un gran recurso para conservar las frutas, siendo su gran contenido de azúcar el único conservante y uno de los más efectivos.

En Cocinatis hemos preparado una gran variedad de mermeladas, para todos lo gustos, ideales para preparar en casa en grandes cantidades y guardarlas durante largo tiempo. Podemos guardarla en buen estado durante 6 meses, pero si las preparamos al baño maría, podemos alargar esos meses hasta el año. En la receta de la mermelada de cerezas utilizamos miel en lugar de azúcar. 

Mermelada de cerezas y miel

 

Los frutos secos y todas sus posibilidades

Los frutos secos crudos (sin aditivos como miel o aceite) son otros de los alimentos de larga durabilidad, que a menos de notar que se encuentran en mal estado, podemos consumir sin problemas mucho tiempo después.

Lo ideal es conservarlos con la cáscara, en un recipiente hermético (de vidrio) y en un lugar oscuro y seco, podremos conservarlos durante largo tiempo.

En caso de perder la textura, el sabor y el aroma, os traemos varios trucos que harán recuperar todo el potencial de los frutos.

  • La manera más sencilla de recuperar la textura crujiente que tanto los caracteriza, es el tostarlos en una sartén o en el horno con unas pocas gotas de aceite. Una vez tostados, se deben consumir en un plazo máximo de 2 a 3 días, aunque os recomendamos que los disfrutéis en el mismo día.

  • Como veíamos antes, el azúcar es uno de los grandes conservantes de la historia. Le sacamos todo el partido para caramelizar los frutos secos y disfrutar de uno de los dulces que nos han venido acompañando con la tradición en muchos puntos de España.

    Almendras caramelizadas

  • En nuestra receta de barritas energéticas elaboramos una mezcla de frutos secos, frutas deshidratadas y semillas para elaborar este aperitivo lleno de energía. Podéis adaptar la receta con los frutos e ingredientes que más os gusten.

  • Mantequillas de frutos secos en tarros herméticos. Las famosa mantequilla o crema de cacahuete es uno de los productos más longevos siempre y cuando cumplamos dos normas esenciales: guardarla en un tarro de cristal hermético y lo más importante, no abrirlo hasta el momento de su consumo. En dicho caso, la mantequilla puede durar hasta dos años en buen estado. Una vez abierto, al ser naturales, deben consumirse en el plazo de 3 meses.

    Crema de cacahuetes

 

Ingredientes básicos como sal y aceite de oliva 

Los ingredientes básicos como la sal, el aceite e incluso, el vinagre son uno de los grandes seguros en cuanto a su vida útil. Mientras que la sal, siempre que la mantengamos en un lugar sin humedad, y el vinagre, con su bajo contenido de pH, son productos prácticamente de conservación indefinida, el aceite, tan esencial en nuestra gastronomía, puede consumirse durante 18-24 meses; dependiendo siempre del tipo y la calidad del mismo.

Aceite de oliva

 

Polenta

Mientras que otras harinas, como la de trigo, puede durar meses en buen estado cuidando su buena conservación (entre 4 y 6 meses), la polenta es uno de los productos más desconocidos de mayor longevidad. Su bajo contenido en agua es el factor clave para poder conservarla durante años en buen estado. Solo tendremos que procurar guardarla en un recipiente hermético, en un lugar siempre fresco y seco.

Al ser un ingrediente menos utilizado en nuestra gastronomía, puede que encontrar recetas para hacer con ella sea más complicado. Solo tendremos que investigar un poco para darnos cuenta que se pueden hacer infinidad de platos con ella.

El pan de maíz es un ejemplo donde vemos la clara diferencia entre la harina de trigo y la polenta. Con una resultado algo más denso y seco, este pan, más parecido a un bizcocho, dura días sin que la textura se endurezca o resienta demasiado (aún así os recomendamos que la guardéis en un recipiente hermético).

Pan de maíz

 

Semillas y cereales 

Este tipo de alimentos, como prácticamente toosa los anteriores, debemos reservarlos en un lugar seco, fresco y oscuro, dentro de algún envase hermético para favorecer su conservación. Es importante que el lugar donde los conservemos no sea húmedo y no le de directamente mucha luz. Los cereales no deben conservarse en los frigoríficos, ya que expuestas al excesivo frío, pierden sus propiedades, vitaminas, sabor y textura. 

  • Cada vez más conocidas, las semillas de chía son una fuente nutritiva con un contenido proteínico más alto que otras semillas y cereales. 

    Este tipo de semilla se pueden agregar a otras recetas como complemento nutritivo. De esta manera, en Cocinatis las hemos agregado a los refrescantes polos de albaricoque y avena y a la mermelada de frambuesa estas semillas.

    Esta última receta de mermelada resulta especialmente interesante cara a los productos duraderos.

    mermelada de frambuesas con semillas de chía

  • Las semillas de sésamo, muy populares por adornar los panes de hamburguesa, son un recurso que puede darnos un sabor nuevo cuando la variedad de productos es escasa. Con ingredientes muy básicos como aceite, sal y las propias semillas, podemos hacer la salsa tahini, que dará un aire nuevo y fresco a nuestros platos. ¡Una salsa muy sencilla llena de sabor!

    Además, esta salsa es parte de la receta del hummus, lo que nos permite a su vez, hacer una receta diferente con ls legumbres que mencionabamos antes. ¡Perfecto para aprovechar los garbanzos de bote! 

    Receta de salsa tahini

  • Cereales como avena son un recurso muy valioso cuando buscamos un alimento que dure mucho tiempo y además, contenga poder saciante. Las recetas que podemos preparar con ella son muy variadas. Os recomendamos un día en familia con los niños haciendo unas ricas galletas de avena, con las que se entretengan y disfruten cocinando. 

    Receta de galletas de avena

 

Comentarios