APRENDE A COCINAR

APRENDE A COCINAR

Calabacín con morcilla y huevo escalfado

Un plato con el que podrás compensar el contenido calórico de la morcilla de la forma más saludable.

Ingredientes (4p.):

4 calabacines (redondos)

1 morcilla de arroz

5 huevos

1 cebolleta

4 hojas de pasta brick

aceite de oliva virgen extra

sal

perejil

Elaboración:

Bate un huevo en un bol. Enrolla la pasta brick como si fueras hacer un cigarrillo y antes de terminar de enrollarlos, úntalos con huevo batido para que queden bien cerrados. Colócalos en una bandeja apta para horno forrada con papel de hornear y hornéalos a 190º C durante 8-10 minutos. Retira y resérvalos.

Lava los calabacines, córtales una base por la parte inferior, para que se asienten, y otra por la parte superior, para poder vaciarlos. Vacíalos y reserva la carne. Pon a calentar abundante agua en una cazuela. Sazona y agrega los calabacines. Cuécelos durante 5-6 minutos y escúrrelos.

Pela y pica la cebolleta en daditos y ponla a pochar en una sartén con aceite. Cuando empiece a dorarse, agrega la carne de los calabacines bien picadita. Sazona. Rehoga bien y rellena los calabacines. Mantenlos en el horno (aprovechando el calor residual de hornear los cigarrillos de pasta brick) hasta el momento de servirlos.

Retira la piel de la morcilla, córtala en trozos y fríela en una sartén con un chorrito de aceite.

Pon agua a calentar en una cazuela amplia y baja. Cuando el agua empiece a hervir, baja el fuego, casca los huevos y agrégalos. Cuécelos durante 3 minutos. Sirve los calabacines y coloca un huevo escalfado encima de cada uno. Acompaña con la morcilla y con el cigarrillo de pasta brick. Adorna con unas hojas de perejil.

Más noticias

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.