Hay comidas que las carga el diablo

Hay comidas que las carga el diablo

¿Tus pedos huelen mal? Es porque comes esto

Desgraciadamente, hay comidas que provocan que tus pedos sean un infierno. Y, oh-oh, muchas de ellas te encantan. Lo sentimos...

yogur
yogur |

Asesino silencioso (cuando no suena, claro), el gas de la risa, bomba fétida... muchos son los eufemismos que utilizamos para no pronunciar una palabra que todos conocemos: pedo, leñe. Está claro que, entre todo lo que puede emitir nuestro cuerpo, no se trata de lo más popular, pero nos acompaña en nuestro día a día. Según un estudio, cada persona se tira una media de 12 pedos diarios, ya sea en la intimidad del baño o (por favor, no) en un ascensor, y hay veces que los muy canallas huelen mal. Pues bien, nuestra alimentación juga un papel esencial. Aquí van los alimentos que hacen que nuestros pedos no huelan precisamente a eau de toilette.

Brócoli listo para cocinar. / Wikipedia |

Brócoli. Oh, por supuesto, todo el mundo te dice que claro, que tomes brócoli por sus antioxidantes y su alto contenido vitamínico. Pero nadie lo pone nunca como el productor de pedos olorosos que es y lo es por varias razones. Principalmente por su contenido en azufre, pero también porque tiene rafinosa, un compuesto que el cuerpo humano no asimila y que le da esa reputación flatulenta de la que goza.

Coliflor con salsa de aceitunas negras | antena3.com

Coliflor. Su olor cuando se está cocinando ya nos da pistas de que esa noche va a haber fiesta olorosa a nuestro alrededor. Crucífera como el brócoli, también tiene rafinosa en cantidad, lo que provoca un incremento de la actividad gaseosa. Además, es rica en fibra así que para que queremos más... Sí, sin duda es sana, pero también es como poner en nuestro bajo vientre una bomba de hidrógeno.

Huevos con bacon | Wikimedia

Huevo. No hay nada peor que un pedo que huela a huevo podrido. Por eso, mucha gente asocia el huevo con ventosidades olorosas y están en lo cierto. La yema contiene azufre, lo que hace que el olor sea peor. Además, dependiendo de cómo lo cocinemos, el pedo tendrá un olor más o menos intenso. Si es cocido, ojito, porque la intensidad pueda alcanzar nivel Hiroshima.

Si además lo acompañas con frutas naturales, evitarás los azúcares añadidos y tendrás un plato de lo más completo. | FLICKR

Yogur. Vaya, malas noticias para todos. Nosotros pensamos que con nuestra cena de un yogur seremos poco menos que ángeles sin las bajezas humanas. Y entonces llegan los pedos. Los productos lácteos también contienen azufre y, en el caso de los intolerantes a la lactosa, se convierten en auténticas bombas que pueden desalojar multitudes humanas en menos de cinco segundos.

Cebollas | No sólo manga

Cebolla. Un gran clásico de los olores y de las penurias. La asociamos a los lagrimones que echamos al pelarla, pero también es un alimento que puede hacer que soltemos pedos salidos del mismísimo infierno. El problema en este caso son los fructanos que contiene y que no son asimilables por el cuerpo humano. Eso la convierte en un alimento oloroso.

Cerveza | Cocinatis

Cerveza. Si la última vez que saliste de cañas, acabaste teniendo que separarte estratégicamente de tu grupo de amigos para soltar gas, tranquilo: es algo normal. La levadura que ayuda a la fermentación de esta bebida es la que acaba provocando que te hinches... y que tengas que acabar soltando eso que hay dentro de ti. Además, le da un olor algo acre. Ya sabes.

Hacer un filete no es fácil, rediós. | Pixabay

Filete. Glups. Otro golpe bajo, porque en el caso del brócoli o de la coliflor no importa tanto pero, ¿un filete? En el caso del cerdo o de la vaca, nos encontramos con un aminoácido azufrado llamado metionina que se caracteriza por dar forma a unos pedos con olor a bomba fétida perfecta. La próxima vez que te pidas ese filete a la plancha y luego sientas como si el aire se enrareciera a tu paso, recuerda esto.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.