Hipchips se llama el templo

Hipchips se llama el templo

Londres ya cuenta con el primer restaurante de patatas fritas del mundo

Las hacen allí mismo a partir de diferentes tipos de patatas de distintos colores. Y te las sirven con salsa. La ración sale por unos 5,30 euros.

Nace el primer bar de patatas del mundo
Nace el primer bar de patatas del mundo | Hipchips

¿A quién no le gustan las patatas fritas? Eso debe haber pensado Scott Davies, el chef detrás de Hipchips, que ha montado en Londres, en pleno Soho, el primer bar en el que solo sirven este plato que, por fin, asume el protagonismo tras décadas y décadas de ser la eterna guarnición. Sí, las patatas fritas se libran al fin de su papel de secundón y asumen el papel principal.

Según Davies, su propuesta tiene poco que ver con las versiones más tradicionales que se pueden encontrar en las tiendas y son, digamos, un poco más "pijas". De hecho, a primera vista nos recuerdan a esas chips de vegetales que se venden en la tiendas de delicatesen y que se hacen a partir de calabaza o berenjena. Sin embargo, son patatas, aunque tienen algo especial: son variedades viejunas, rescatadas del pozo de los tiempos. Así, tenemos la Highland Burgundy 1936 que es una patata roja y que se denominó así en honor del Duque de Burgundy, que la tomaba en el hotel Savoy. Otra es la Shetland Black, que es de forma ovalada, tiene un color morado oscuro y está considerada oficialmente como una comida "olvidada". Otra es la Pink Fur Apple, que es rosa, blanca y de superficie rugosa...

Las patatas se pueden combinar con salsas | Hipchips

Así visto, la cosa cambia, ¿verdad? Además, las patatas se sirven acompañadas de salsas en las que mojarlas. Dicen los que las han probado que son mejores que las propias patatas. Hay seis saladas, entre las que hay algunas de queso con cebolla roja, otras vegetales como el babaganush, a base de paté de berenjenas o el yogur a la marroquí con especias, limón y miel. También las hay dulces, como la de Nutella y chocolate o la de cheesecake. Y, sí, están pensadas para mojar también en ellas las patatas.

El precio no es barato: una bandeja de patatas con dos salsas sale por poco más de cinco euros y si queremos probar las seis habrá que abonar casi 15 euros. ¿Una chorrada para hipsters o un negocio floreciente? Sí nos fiamos de las colas que aún hay por entrar en el Cereal Killers Café, el primer local de cereales de desayuno de Londres, casi podemos aventurar que Highchips tiene un futuro brillante por delante...

Más noticias

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.