¡Ni te lo imaginas!

¡Ni te lo imaginas!

Estas son las patatas fritas más caras del mundo, ¿quieres saber cuánto cuestan?

Si adoras las patatas fritas, quizá estarías dispuesto a pagar un poco más porque estén realmente buenas, pero lo de las que elabora la firma sueca St. Erik's Brewery para acompañar su cerveza es de locos.

Estas patatas valen ORO.
Estas patatas valen ORO. | St. Erik's

Seguro que te interesa

Cuando uno está comiendo patatas fritas, es relativamente sencillo que una o dos se nos caiga el suelo. Imagínate que, cada vez que esto sucede, estuvieras diciendo adiós a 11 euros. Esto es lo que te ocurriría con las patatas de St. Erik's, porque cada patata vale cerca de 12 euros. Es más, lo que propone esta marca de cervezas es una caja lujosísima donde solo vienen 5 patatas fritas y que cuesta 59 euros.

¿Estáis flipando? No me extraña, porque nosotros también. Vamos a recapitular porque es complicado que nos salgan las cuentas. Vas a comprar patatas a la frutería y las encuentras a menos de 1 euro el kilo. ¿Cómo es posible entonces que estos suecos te claven casi 60 palos por 5 patatas? Pues lo que ocurre es que los propietarios de la cervecera sueca no encontraban patatas que fueran bien con sus bebidas, así que decidieron hacerlas ellos mismos.

Las lujosas cajas de patatas de St. Erik's. | Las lujosas cajas de patatas de St. Erik's.

Las patatas están elaboradas a mano por los chefs del equipo nacional de cocina sueco e incorporan ingredientes que "muchas personas quizá no hayan probado antes", explican desde St Erik's. A saber: setas matsusake de los bosques del norte de Sueca, alga trufada de Islas Feroe, eneldo de la variedad "Corona" de la península de Bjäre, cebolla Leksand y mosto de IPA, una variedad de cerveza. Vale, en esto hay que darles la razón: no son ni sabor Barbacoa, ni Yorkeso ni Camperas.

Pese a lo elevado de su precio, estas patatuelas, que vienen en una caja de edición limitada, ya se han agotado. ¿QUÉ? Pues eso, que si vais a la web de la marca con la intención de pillaros una caja, lo llevais claro, porque los coleccionistas han arrasado con las existencias. Eso sí, St. Erik's especifica que todos los ingresos derivados de la venta van directos a Obras de Caridad. Bueno, si hay que comer patatas por una buena causa...

También te puede interesar:

Más noticias

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.