En Estados Unidos, la idea está arrasando

En Estados Unidos, la idea está arrasando

Comer masa de galletas cruda, la última moda 'foodie'

Amigos, lo último es comerse las cosas a medias. Hay una tienda en Nueva York, Dô, que vende masa de galletas cruda. Tal cual. Sin hornear.

A la rica masa de galletas.
A la rica masa de galletas. | Dô

es una tienda de galletas de Nueva York que podría ser igual a muchas otras si no fuera porque no tienen las cookies terminadas... Se dedican al negocio de una de nuestras perversiones más habituales, la de meter la mano en la masa de galletas y llevárnosla directamente a la boca. Es decir, ofrecen masa de galletas sin hornear. Eso sí, aseguran que se trata de un alimento totalmente seguro ya que los huevos que lleva están pasteurizados.

Hay varios sabores pensados para todo tipo de públicos, desde la clásica hasta la que lleva pepitas de chocolate, pasando por otras que incorporan mantequilla de cacahuete o Nutella. El sistema es muy sencillo: se pide el sabor elegido y este se sirve en una tarrina, como si se tratara de helado. También se ofrece en cucurucho o en forma de sándwiches. Para ahondar en la similitud con este dulce, también la temperatura de servicio es baja.

Kristen Tomlan, la creadora del invento. | Dô

En la propia página web de Dô dejan claro que su masa para galletas se puede cocinar. Es decir, que si nos llevamos a casa la 'signature chocolate cookies dough' podemos comérnosla tal cual o aprovecharla para hacernos unos buenos galletones. Aunque todo esto pueda parecer una chaladura, la moda de comer masa de galleta cruda se está extendiendo por todo Estados Unidos. Ya hay 'food trucks' que venden masa de galleta por las calles de las ciudades de todo el país. Y ya hay ciudades menos 'hipsters' como Minnesota en la que van a abrir sucursales de este negocio insólito.

Dicen que es la mayor moda en el mundo de la repostería desde los cupcakes y la idea pertenece a Kristen Tomlan, de 28 años, que pasó años y años con la idea de vender masa de galletas rondándole la cabeza. Se lanzó a montar el negocio después de que, en 2014, una infección por una reacción alérgica a un antibiótico la dejara en coma inducido durante tres semanas. Tras recuperarse, vio claro que tenía que lanzarse a por sus sueños y, ¿qué otra cosa puede hacer una persona que sueña cada día con masa de galletas cruda?

Más noticias

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.