CON LAS PLACAS BALAY AHORRAS TIEMPO Y DINERO

CON LAS PLACAS BALAY AHORRAS TIEMPO Y DINERO

Seis razones por las que sustituir tu cocina por una de inducción sale muy rentable

Si estás pensando dar un nuevo aire a tu cocina, echa un vistazo a las ventajas de cambiar la vitrocerámica por una placa de inducción. Echamos cuentas de cuánto ahorrarás en tu factura de la luz y en tiempo para despejar todas tus dudas.

Ahorra un 20% en la factura de la luz con las placas de inducción de Balay
Ahorra un 20% en la factura de la luz con las placas de inducción de Balay | Balay

Seguro que te interesa

Si hay algo que ha cambiado en los últimos años en una cocina son las placas de cocinar. Tomemos una fotografía de los años 70 y nos encontraremos la cocina de gas. Todo esto empezó a cambiar a finales de los años 80, con la instalación de las primeras vitrocerámicas en los hogares. Y desde hace unos años, son las placas de inducción las que se han impuesto y, poco a poco, van llegando a todas las cocinas. Pero, ¿por qué? Pues básicamente porque permiten ahorrar… En todos los sentidos.

Permiten ahorrar… dinerito. Las placas de inducción consumen hasta un 20% de electricidad menos que las vitrocerámicas, según confirma el responsable de eficiencia energética de Viesgo, Ignacio Álvarez de Toledolo, lo que favorece que las facturas de la luz sean mucho más llevaderas. La clave está en que tardan mucho menos en calentarse, por lo que puede empezar a cocinarse nada más encenderse.

Permiten ahorrar… tiempo de cocción. Como consecuencia de lo anterior, preparar la comida con una placa de inducción es sorprendentemente más rápido que con una vitrocerámica. Esto se nota especialmente a la hora de calentar líquidos como agua, aceite o leche, aunque también tiene su importancia a la hora de preparar guisos que requieren de una larga elaboración.

Permiten ahorrar… tiempo entre fogones. ¿Cuántas veces nos hemos quedado cortos a la hora de preparar pasta o arroz para un grupo enorme de invitados? Al final, tenemos que acabar cocinando en dos tandas para que nadie se quede sin su ración de espaguetis con tomate. Esto no ocurre con las placas de inducción de Balay con zona extra gigante, que cuentan con un inductor triple de 32 centímetros de diámetro; y mucho menos con las de Flex Inducción, que permite situar en la placa varios recipientes a la vez, de cualquier forma y tamaño, sin que esto suponga un gasto de electricidad extra, pues una de las características de las placas de inducción es que calienta únicamente la base del recipiente que estamos utilizando. Es posible cocinar hasta paellas para 10 personas: ningún invitado se quedará con hambre a partir de ahora.

Las placas de inducción Balay permiten cocinar recipientes de gran tamaño | Balay

Permiten ahorrar… energía. Hay que tener en cuenta que, en el caso de las placas de inducción, tan solo se calienta la superficie del recipiente que se pone encima, con lo que se evita el derroche de energía que supondría utilizar una olla pequeña en un fuego de mayor tamaño. Por explicarlo de un modo sencillo, la fuente de calor se adapta a la base del recipiente que se sitúa sobre ella, con lo que el gasto energético es mucho más eficiente.

Permiten ahorrar… en sustos: Las vitrocerámicas se basan en un sistema que interpone un vidrio entre la fuente de calor (unas resistencias que se calientan) y los recipientes que se sitúan encima. Sin embargo, las placas de inducción funcionan de otra manera: con un campo electromagnético que solo se calienta al colocar sobre ella una olla y una sartén con una base ferromagnética. Esto permite evitar riesgos de quemaduras ya que, por ejemplo, una placa de inducción jamás va a coger temperatura cuando situemos encima nuestra palma de la mano.

Permiten ahorrar… tiempo en limpiar. Tanto en la vitrocerámica como en la placa de inducción la limpieza es sencilla y fácil. Eso sí, la de inducción se enfría más rápidamente, con lo que puede pasarse el paño al poco de terminar de cocinar, con el consiguiente ahorro de tiempo. Además, lo que se derrama en la inducción no se queda pegado, con lo que es mucho más sencillo de retirar. Nada de churretones carbonizados.

Cómo limpiar tu placa de inducción en 6 pasos | Balay

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.