TE AYUDAMOS A ELEGIR LA QUE MÁS SE ADAPTE A TU FORMA DE COCINAR

TE AYUDAMOS A ELEGIR LA QUE MÁS SE ADAPTE A TU FORMA DE COCINAR

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir una placa de inducción?

Hoy en día elegir una placa de inducción es, sin duda, la mejor opción para cocinar a corto, medio y, especialmente, largo plazo. Calientan rapidísimo, son duraderas, resistentes, fáciles de limpiar y nos permiten ahorrar energía. Pero, ¿en qué más tenemos que fijarnos a la hora de elegir una placa de inducción? Aquí algunos consejos para escoger la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Placa de inducción Balay
Placa de inducción Balay | Balay

Seguro que te interesa

El tamaño importa

Antes de escoger la placa que más nos interese por sus prestaciones, es conveniente que tengamos en cuenta dos cosas: por un lado, con qué frecuencia la vamos a utilizar (cuántos somos en casa, cuántas veces comemos en ella...) y, por otro, el espacio del que disponemos en la cocina. En función de ambas variables, Balay dispone de placas de hasta 90 centímetros de ancho, algunas de ellas con una zona extragigante que permite cocinar para una multitud. Aunque el tamaño estándar es de 60 centímetros, Balay se adapta a las necesidades específicas de cada cocina ofreciendo también placas de 70 y de 80 centímetros. De hecho, para espacios más pequeños dispone de una opción de 30 centímetros, recogida, cómoda y discreta.

La estética, también

Balay cuenta con la clásica inducción en negro, sobria y elegante, que sienta bien a cualquier espacio –ya sea una cocina de aire clásico o de aspecto moderno y minimalista–, y con otras en gris metalizado, ideales si tenemos electrodomésticos de acero inoxidable, que además de combinar a la perfección aportarán luminosidad al espacio. Para los más innovadores y arriesgados, existe una opción en blanco, que combinada con el horno, el frigorífico y la campana en cristal del mismo color completará una cocina original y moderna.

Cocina con electrodomésticos en cristal blanco | Balay

La batería de cocina, las ollas y las sartenes

Debemos tener en cuenta que los recipientes especialmente indicados para utilizar en placas de inducción son los que cuentan con una base plana y gruesa, que mejora el contacto con la superficie de cocción. Las sartenes y ollas deberán ser de hierro o disponer de base ferromagnética. Barro, aluminio, vidrio, cerámica o acero inoxidable no magnético son incompatibles con la placa de inducción. Debemos procurar además que el diámetro de la base de estos recipientes se ajuste en la medida de lo posible al tamaño de la zona de cocción.

La inversión en ollas y sartenes de calidad garantizará que el recipiente sea detectado sin problemas y minimizará los problemas de electrónica que pueda sufrir la placa.

Recipientes especialmente diseñados para placas de inducción | Balay

Ni un riesgo

Algunas placas de inducción tienen funciones interesantes que conviene valorar en función de nuestro presupuesto y del uso que vayamos a darle. Por ejemplo, existe una función de programación que nos ahorrará tener que estar mirando el reloj y controlando el tiempo de cocción de los alimentos, perfecta para ingredientes como arroz o pasta, con los que conviene ser muy estrictos. Otra función a tener en cuenta es el Control de Temperatura del Aceite, que impide que éste se sobrecaliente, avisa cuando está listo y mantiene una temperatura constante para unas recetas más sanas. Por su parte, la función de limpieza es también muy interesante, ya que nos permite bloquear el control durante unos segundos para limpiar cualquier líquido que se nos haya derramado.

Placa Flex Inducción, ¿sí o no?

Para hogares con varios comensales, existen placas con una zona bien amplia, de hasta 32 cm, que nos permita cocinar hasta paellas para 10 personas. Pero además, algunas cuentan con una zona llamada de Flex Inducción, que permite utilizar varios recipientes al mismo tiempo, sean del tamaño que sean e independientemente de la forma que tengan. Así, es posible poner la cafetera italiana al mismo tiempo que un grill o una plancha rectangular. Es una opción muy práctica, sobre todo si somos varios en casa o si solemos montar grandes comilonas. Y como ocurre con el resto de placas de inducción, no hay que temer que el gasto de energía se dispare, ya que, como decíamos, este sistema se caracteriza precisamente por calentar únicamente la base del recipiente que estamos utilizando.

Esta placa combina Flex Inducción y una zona extragrande de 32 centímetros | Balay

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.