CONTROLA LA TEMPERATURA DEL ACEITE Y GANA EN SALUD CON LAS PLACAS DE INDUCCIÓN DE BALAY

CONTROLA LA TEMPERATURA DEL ACEITE Y GANA EN SALUD CON LAS PLACAS DE INDUCCIÓN DE BALAY

¿Por qué cocinar con inducción es más saludable?

Cocinar con placas de inducción tiene múltiples ventajas, pues son fáciles de limpiar (no hay que esperar tanto a que se enfríen y, por tanto, la suciedad no se queda adherida), económicas, rápidas y seguras. Pero no son estas las únicas ventajas de apostar por este sistema eficiente y con múltiples funciones avanzadas: cocinar con inducción es también mucho más saludable, gracias a su función de Control de Temperatura del Aceite, que nos permitirá controlar la temperatura a la que cocinamos para obtener unos platos más sabrosos y mucho más sanos.

Placa de inducción Balay
Placa de inducción Balay | Balay

Seguro que te interesa

Mantener a raya la temperatura del aceite tiene evidentes beneficios para tu salud y te contamos por qué.

¿Qué pasa cuando cocinamos con el aceite demasiado caliente o demasiado frío?

El aceite es uno de los alimentos más saludables que existen, la piedra angular de la dieta mediterránea, un producto versátil, saludable y delicioso. Es una fuente fundamental de ácidos grasos insaturados, que garantizan la salud cardiovascular y previenen el colesterol, de manera que los expertos recomiendan tomarlo a diario, no sólo como aliño sino utilizarlo también para cocinar.

El aceite de oliva pierde todas sus propiedades beneficiosas si lo sometemos a altas temperaturas

Pero en ocasiones, cuando lo sometemos a altas temperaturas, estamos convirtiendo este tótem de la alimentación saludable en un elemento sin beneficio alguno para nuestro organismo. El aceite pierde con este calentamiento excesivo los polifenoles y la vitamina E, por lo que estaremos desaprovechando ese efecto antioxidante que nos ayuda a mantener nuestro organismo y nuestra piel más jóvenes.

De la misma forma,cuando el aceite no está suficientemente caliente para freír, el alimento lo absorberá y, además de resultar desagradable al gusto por ese exceso de grasa, nos aportará calorías extra que no necesitamos.

¿Cómo repercute sobre nuestra salud?

Es conveniente mantener siempre el control de la temperatura del aceite, algo que en ocasiones resulta complicado en un lugar, la cocina, en que tenemos que estar pendientes de mil cosas a la vez. Cuando el aceite comienza a humear, conviene que activemos la alerta: significa que se está iniciando la combustión de la grasa y se está generando acroleína, una sustancia nada interesante para quienes nos preocupamos por llevar una alimentación saludable. Es el momento en que los ácidos grasos insaturados cambian a su forma trans, lo que significa que dejan de ser activos biológicamente para nuestro organismo y nuestro cuerpo no los reconoce.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte de que muchos de los fritos caseros, que elaboramos con aceite de oliva convencidos de que así lo convertimos en un alimento más saludable, superan con creces los niveles de acrilamida establecidos por la Unión Europea. Para que esto no ocurra, la tecnología evoluciona y nos ofrece elementos tan interesantes como el control de temperatura del que disponen las placas de inducción de Balay.

Pero cocinar a una temperatura adecuada tiene aun más ventajas. Te librará, por ejemplo, de esas tardes de malestar y pesadez estomacal: las digestiones serán mucho menos pesadas. Además, te resultará mucho más sencillo vigilar la ingestión de calorías. Cuando el aceite con el que freímos está demasiado frío, el alimento acaba absorbiendo una cantidad de grasa extra. Manteniendo una temperatura óptima en la cocina, ayudaremos a reducir la cantidad de calorías que llega a nuestros platos, lo que supone una apuesta extra por la alimentación más saludable.

Controlar la temperatura del aceite ayuda a controlar nuestro peso

¿Cuál es la temperatura óptima del aceite para cocinar cada alimento?

La temperatura dependerá siempre del tipo de alimento y la cocción que busquemos. Así, el Control de Temperatura del Aceite de Balay cuenta con cinco niveles, que se mantendrán estables durante toda la cocción y garantizarán una cocción óptima.

Cinco niveles para cinco formas de cocinar | Cocinatis

El más suave sirve para cocciones delicadas, como derretir mantequilla o chocolate, o preparar algunas salsas. El siguiente nivel nos permite rehogar, hacer sofritos o freír suavemente, mientras que el tercero es perfecto para freír pescados a la plancha. Un cuarto nivel nos permite freír congelados y, por último, el más fuerte está pensado, por ejemplo, para un chuletón poco hecho.

¿Qué pasa con nuestras sartenes y ollas?

Cuando el aceite se calienta en exceso, las sartenes pierden progresivamente su antiadherencia. Es lo que ocurre por ejemplo con las de teflón: los recipientes comienzan a desprenderlo cuando superan los 250 grados. En el caso de las sartenes con potentes antiadherentes, es posible que se deposite fritura tras fritura una capa oscura, apenas perceptible, producto de la combustión: es resina de alquitrán, una sustancia tóxica que debemos evitar a toda costa. En pro de esa cocina más saludable, Balay dispone de sartenes de todos los tamaños especialmente diseñadas placas de inducción con control de temperatura.

¿Cómo nos ayuda el Control de Temperatura de Aceite a minimizar riesgos?

Gracias a las placas de inducción de Balay, podemos dejar atrás todos los peligros anteriores y dedicarnos en cuerpo y alma a lograr unos platos diez, pues su sistema de Control de Temperatura nos avisa de cuándo el aceite está listo y lo mantiene a la temperatura óptima sin necesidad de estar pendientes de él. Cuando la cocina es así de sencilla, sólo nos tenemos que ocupar de disfrutar de nuestro platos.

El control de temperatura de las placas de inducción reduce riesgos de toxicidad y mejora los sabores

El control de temperatura nos va a permitir sacar el máximo partido de los alimentos, incluso de los congelados. Algo tan complicado como conseguir una carne al punto, que conserve todas las proteínas y hierro que necesitamos, resultará mucho más sencillo. Esta sección nos permitirá, además, disfrutar de los beneficios del aceite de oliva, que son inagotables: tiene propiedades anticancerígenas, previene el deterioro mental, fortalece el sistema inmunológico, la presión arterial, controla el colesterol y regula el sistema nervioso, una auténtica joya de la dieta Mediterránea.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.