MEJORARÁS POCO A POCO

MEJORARÁS POCO A POCO

¿Tienes caspa? Estos alimentos te ayudarán a acabar con ella

Sólo los que la padecen saben lo engorroso que resulta tener caspa, generalmente asociada a episodios de estrés y ansiedad. Pese a que suele ser recurrente, se puede controlar a través de la alimentación, incrementando el consumo de ciertos alimentos.

girasol
Semillas de girasol, grandes aliadas contra la caspa. | Cocinatis

1- Nada de grasa. Fuera mantequillas, margarinas, galletas, bollería, embutidos y alimentos ricos en grasas. Irritan la piel y provocan el picor y la descamación.

2- Apuesta por el omega 3. Se encuentra en numerosos alimentos, y ayuda a controlar las irritaciones de la piel, especialmente del cuero cabelludo. Salmón, sardinas, bacalao, arenque, almejas, bogavante, mejillones o lenguado son fuentes de este ácido graso que no fabrica el propio organismo, y que por tanto tenemos que buscar en la alimentación. Una buena opción es consumir a diario aceite de pescado, y sustituirlo por nuestros aceites de consumo habitual.

3- Nada de azúcares. En la medida de lo posible es interesante sustituir el azúcar por otros edulcorantes, como stevia o ágave. Los azúcares tienen una alta acidez y propiedades inflamatorias, que pueden favorecer la aparición de caspa. Por tanto, conviene mantener bajo control los niveles de insulina, y eso sólo se consigue reduciendo el consumo de azúcares, grasas (especialmente saturadas y trans) y carbohidratos simples.

4- Sí al ajo. El ajo es el medicamento natural por excelencia, con propiedades antibióticas y antimicóticas. Contiene una sustancia llamada alicina, que contribuye a eliminar las bacterias del cuero cabelludo.

5- Pipas de girasol y calabaza a tutiplén. Es importante consumirlas a diario, pues contribuyen a crear una capa de grasa en el cuero cabelludo, responsable de que éste no se reseque y aparezca la temida caspa.

6- Alimentos con azufre. Este mineral es, junto con el zinc, fundamental para mantener el equilibrio del Ph. Huevos, quesos y mariscos son buenas fuentes de azufre, así como verduras como las chirivías, apio, perejil, col, col lombarda, espinacas o cebollas. Entre las frutas conviene comer ciruelas, melocotones, granadas, peras, guayabas, naranjas y plátanos, y entre las semillas destacan especialmente, como decíamos, las semillas de girasol.

7- Alimentos ricos en zinc. Chocolate y cacao, ostras, cacahuetes, nueces y carnes como la de cordero o ternera son fuentes de zinc que nos ayudarán a mantener bajo control la sequedad del cuero cabelludo. También las semillas de calabaza y las setas son recomendables a la hora de aportar zinc a nuestro organismo.

8- Enjuagues con vinagre de manzana. Tras el lavado, conviene enjuagar la cabeza con vinagre de manzana, que reducirá no sólo la cantidad de caspa sino también las molestias asociadas a ella.

9- Infusiones de diente de león. Esta hierba es, además, un potente diurético, de manera que si nos acostumbramos a tomar una infusión diaria no sólo lo agradecerá nuestro cabello, sino que nos sentiremos mucho menos hinchados y más ligeros.

10- Además de la alimentación, es importante tener en cuenta otros factores a la hora de combatir la molesta caspa. Exponer el cuero cabelludo a los rayos solares nos ayudará a mantener su Ph, además de evitar cualquier producto corrosivo para el cabello, como lociones, lacas, gominas, espumas, etc. Tampoco es recomendable lavarlo en exceso, pero mucho menos no lavarlo: se trata de lavarlo justo lo necesario. Es importante, además, aprender a relajarnos y combatir los períodos de estrés y ansiedad con la técnica que a cada uno le vaya mejor, pues la mayoría de enfermedades de la piel están relacionadas con trastornos emocionales.

 

Los mas vistos

PromoFarma

La acabas de conocer y ya te gusta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.