Del yogur a las semillas de amapola

Del yogur a las semillas de amapola

¿Tienes calor? Aquí van 7 comidas que te mantienen fresquito

¡Oh, los estragos del calor! Para sobrellevar este calorazo tan tremendo, te recomendamos siete alimentos que te pueden ayudar a que tu temperatura corporal no se dispare. Toma nota.

Rodajas de pepino, ideales para refrescarte.
Rodajas de pepino, ideales para refrescarte. | Pixabay

El termómetro se pone 'on fire', te sobra hasta el reloj de la muñeca y pasas las noches junto al frigorífico abierto de par en par. Está claro: hace (y tienes) calor. ¿Quieres paliar este momento infernal? No te preocupes, te traemos una serie de alimentos capaces de obrar el milagro y bajarte esa 'fiebre' que recorre tu cuerpo. ¡Vamos!

Semillas de amapola. La primera en la frente: pero, ¿cómo demonios se supone que unas semillas pueden ayudarme a estar fresquito? Pues sí, sí que echan un cable. De hecho, si coges unas poquitas y las echas en un vaso de agua para tomártelas antes de dormir, conciliarás mucho mejor el sueño. Te quitan la sed y rebajan tu temperatura corporal.

Yogur. Donde eliges el helado, deberías optar por el yogur. ¿Por qué?, te preguntarás. Pues no solo porque su contenido en azúcar es menor, sino porque, además, tiene un mayor contenido en agua. Un yogur fresquito tiene el efecto de dejarte sin calorina durante un buen tiempo.

Sandía. Nada menos que un 92% del contenido de un melón es, básicamente, agua. Este dato, unido a que es una fruta rica en caroteno, que es un potente antioxidante, lo convierten en el postre ideal del verano. Conviene tomarlo fresco, aunque no demasiado; a temperaturas excesivamente bajas puede empezar a perder parte de su sabor y a deteriorarse.

Pepino. "Fresco como un pepino", es un dicho popular que hace referencia a la capacidad de este vegetal para protegernos del calor. Gracias a su alto contenido en agua, te hidrata y es, además, un potente diurético que es capaz de ayudarte a eliminar toxinas y de echarte una mano con la resaca. Eso sí que es un aliado para mantenerte 'cool'.

Menta. Un pequeño toque mentolado en nuestra bebida o en nuestra ensalada crea el efecto de refrescar totalmente nuestro cuerpo. Además, nos ayuda a eliminar el cansancio y es un potente aliado a la hora de luchar contra la indigestión. Hay veces en las que el solo aroma de la menta ya es capaz de resultar totalmente balsámico.

Granada. Si quieres reducir de manera completamente natural la temperatura corporal, no hay nada como un vaso de zumo de granada. Además, el alto contenido antioxidante de esta fruta la hace idónea para los largos días de verano. Un pelotazo de salud.

Cilantro. Esta hierba está considerada tradicionalmente por la medicina ayurvédica como un estabilizador natural de la temperatura de nuestro cuerpo. Echa una mano con la digestión y es también un potente aliado para controlar el nivel de azúcar en nuestro cuerpo. Se añade de manera fácil a ensaladas, carnes y pescados.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.