Comiendo 500 calorías al día

Comiendo 500 calorías al día

La peligrosa dieta HCG: inyecciones de hormonas para adelgazar medio kilo al día

¿Te inyectarías las hormonas que las mujeres generan al quedarse embarazadas para perder peso? Una de las dietas más extremas que recordamos lo propone y la mayoría de los expertos han comenzado a criticarla.

¿Te inyectarías para perder peso?
¿Te inyectarías para perder peso? | Wikipedia

Habíamos oído hablar de dietas basadas en la alimentación de nuestros antepasados, en privaciones de alimento durante horas o incluso que apuestan por la combinación locatis de determinados ingredientes… pero nunca de algo como lo que propone la dieta HCG. Vamos a ver cómo os lo podemos contar para que veáis la movida… La dieta de HCG busca provocar la pérdida de peso a través de inyecciones de gonadotropina coriónica humana (HCG), la hormona que las mujeres producen cuando están embarazadas, además de seguir una dieta de 500 a 1000 calorías. También puede tomarse la hormona a través de gotas o jarabe, aunque en estos casos es menos eficaz. La singularidad de esta dieta ha provocado que no pocos expertos hayan puesto el grito en el cielo.

La gonadotropina coriónica humana es una hormona que las mujeres embarazadas generan durante el primer trimestre de gestación. Lo que hace esta hormona es acelerar el metabolismo, estimulando que el organismo tire de sus reservas de grasa sin que haya, al mismo tiempo, una disminución de la masa muscular. Al combinarse esto con una dieta baja en calorías, se obra el milagro: el cuerpo recibe menos calorías de las que necesita y, para compensarlo, y estimulado por la hormona HCG va tirando de la reserva. La dieta promete una pérdida de medio kilo al día.

La dieta HCG, ¿un fraude? | Flickr

Y, ¿qué dicen los médicos sobre esta dieta? Para empezar que es complicado seguir una dieta de 500 calorías, aunque las hormonas HCG traten de completar las necesidades de la persona que sigue la dieta. Obviamente, tomar este número tan pequeño de calorías al día hace que el paciente adelgace, aunque no lo hace de una manera saludable ni sostenible en el tiempo. De hecho, no falta quien opina que la toma de hormonas no influye en la pérdida de peso, que se debe únicamente a la importante restricción calórica.

Otros doctores sí que explican que la HCG reduce la sensación de hambre (se trata de la misma que, en el caso de las mujeres embarazadas, provoca náuseas en las primeras etapas del embarazo). Además, las inyecciones HCG evitan que la persona pierda masa muscular. Sin embargo, el hecho de que sea tan restrictiva y de que se prolongue durante ocho semanas hace que no sea más que una forma de perder peso de forma rápida y no una dieta que incite a adoptar hábitos saludables con lo que el efecto rebote está ahí aguardando…

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Las dietas milagro para adelgazar que no funcionan

 

Más noticias

Los mas vistos

PromoFarma

La acabas de conocer y ya te gusta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.