Durarán más tiempo

Durarán más tiempo

10 consejos para conservar mejor tus frutas y verduras

Guardar los alimentos correctamente, mantenerlos tan frescos como el primer día...En este post te desvelamos unos trucos muy útiles para que lo sepas todo y más sobre cocina.

Frutas y verduras
Frutas y verduras | Pixabay

Seguro que te interesa

Por muchos años que lleves cocinando aún hay cosas que se te escapan de las manos. ¿Qué hacer para que un aguacate no se ponga negro? ¿Y para que una piña conserve su sabor dulce sin llegar a ponerse amarga? A continuación te explicamos diez trucos súper sencillos y prácticos que puedes poner en marcha desde ya mismo.

1. Para evitar que el aguacate se oxide y se ponga negro hay dos trucos muy sencillos. El primero es rociarlo con limón para que no entre en contacto directamente con el aire. También podemos ponerlo junto a una cebolla ya que tiene flavonoides que actúan como conservantes.

Aguacate listo para comer | Pixabay

2. Para separar las hojas de una col, golpéala suavemente por los lados y será más fácil que las hojas caigan.

3. Si envuelves apio en papel de plata se conservará tan fresco como el primer día. Por el contrario, si lo guardas en una bolsa de plástico perderá su sabor y su consistencia.

4. Para mantener fresca una piña lo ideal es ponerla boca abajo sin cortar sus tallos. Si ya has cortado sus tallos, ponla boca abajo sobre una toalla húmeda. Así se esparcirá mejor el almidón, que se convertirá en azúcar y mantendrá el sabor dulzón de la piña durante más tiempo. Lo mismo ocurre con los plátanos y las papayas.

Piñas | Pixabay

5. Seguro que guardas los tomates en la nevera para que se mantengan más frescos. Haces mal ya que al exponerlos durante tanto tiempo a temperaturas bajas, desarrollan una actividad enzimática. Esto provoca la pérdida de su sabor así como de sus características originales. Al igual que se aconseja hacer con la piña, si queremos conservar en perfecto estado los tomates debemos colocarlos a temperatura ambiente y boca abajo, apoyados sobre su tallo.

6. Las patatas también pierden su sabor si las conservamos en el frigorífico. Una baja temperatura hace que el almidón se convierta en azúcar y que la patata obtenga un sabor harinoso. Lo ideal es meterlas en una bolsa y guardarlas en un lugar fresco y oscuro (una despensa) a temperatura ambiente.

Saco de patatas | Pixabay

7. Ni las cebollas ni los ajos deben estar en la nevera. Estar mucho tiempo expuestas al frío provoca que se pongan correosos, mohosos, blandos e incluso que germinen brotes.

8. Algunas frutas emanan etileno al madurar (por ejemplo: peras, albaricoques y melones, entre otros) y hay alimentos que son muy sensibles a esta sustancia, tanto que si la tienen cerca se echan a perder (por ejemplo: zanahorias y berenjenas). Por eso nunca hay que ponerlos juntos.

9. Si almacenas patatas y las manzanas juntas, ambas durarán más tiempo frescas. Las manzanas también irradian etileno y en este caso al juntar las manzanas con las patatas hacen que estas últimas se conserven mejor.

10. El brócoli y la coliflor responden muy bien ante la humedad. Así, si los guardamos con su tallo sumergido en un recipiente con agua se mantendrán tan frescas como el primer día.

Más noticias

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.