AY, LA SOLEDAD

AY, LA SOLEDAD

Un estudio revela que comer solo puede ser malo para la salud

Quienes suelen comer acompañados suelen disfrutar al máximo el día en que al fin pueden comer solos, sin saber que este hábito, si se repite y se repite, puede acabar siendo peligroso para la salud. Así lo demuestra un estudio publicado recientemente en Obesity Research & Clinical Practice. Y no es el único.

Comer compulsivamente no es nada bueno
Comer compulsivamente no es nada bueno | Blogspot

Diversos estudios han señalado en los últimos años los riesgos de comer en solitario a menudo, algo que pasa especial factura a los hombres, los cuales ven cómo aumenta exponencialmente su riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. La Universidad de Oviedo señalaba en 2012 los riesgos que supone comer en solitario en la medida en que esto implica comer más rápido, generalmente más precocinados y, en consecuencia, mucho peor.

La Universidad de Columbia, por su parte, incidía en un estudio del año 2003 en las consecuencias de este hábito en niños y adolescentes. Según el estudio, los adolescentes que cenaban en familia al menos cinco veces por semana fumaban menos, consumían menos alcohol y tenían menos problemas de ansiedad. Obviamente, existen otros factores de carácter psicosocial que influyen en el comportamiento de estos menores (y, por tanto, otros factores que explican por qué las personas que comen solas suelen comer peor) y sería erróneo reducirlo a una sola causa, sin embargo estos datos son indicadores potentes de la importancia de parar máquinas al menos un par de veces al día y compartir tiempo (y alimentos) de calidad junto a los nuestros.

Novios comiendo pizza | Agencias

[[LINK:EXTERNO|||https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871403X17300960|||El último estudio en disparar las alarmas al respecto lo firma la publicación Obesity & Research,]] que señala que comer solos provoca un síndrome metabólico relacionado con el colesterol, la presión alta y un posible desarrollo de la prediabetes. El estudio –realizado a 7725 adultos mayores de 19 años– revela, de hecho, que las personas que comen solas tienen hasta un 45% más de riesgo de ser obesos y un 29% más de sufrir enfermedades cardiacas y diabetes. Los expertos aseguran que las personas acostumbradas a comer solas no suelen tener horarios definidos para hacerlo, lo que implica llevar una alimentación mucho más desordenada, y que suelen comer alimentos menos saludables, ya que cocinan mucho menos. Insiste, sin embargo, en que los malos hábitos pueden revertirse de forma sencilla, y que basta con organizarse mejor para comer solos sin ningún riesgo para la salud.

FoodT te ayuda a alejarte de la comida basura | University of Exeter

El director del estudio, Annalijin Conklin, profesor de la Universidad de Columbia (Gran Bretaña) asegura, sin embargo, que estas cifras descienden notablemente en el caso de las mujeres. Señala, también que las personas que comen solas suelen padecer más estrés y tienen tendencia a comer compulsivamente y a adquirir otros hábitos desaconsejables como fumar o beber.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.