Del plátano a las nueces

Del plátano a las nueces

¿Estás agotadito? Aquí van 10 comidas que te recargarán

Hay veces en las que nuestro cuerpo no da más de sí y tiramos de una 'energy drink' para solucionarlo. Pues os decimos una cosa, si comierais lo que debéis no os pasaría esto. Aquí van 10 alimentos que os san energía.

El plátano, mágico contra el cansancio.
El plátano, mágico contra el cansancio. | Pixabay

Hay momentos en los que nos sentimos absolutamente reventados: la vuelta de vacaciones y el regreso a la rutina es uno de ellos. Se supone que venimos completamente descansados, pero lo cierto es que nos abruman esos 100.000 mails sin contestar, el volver a madrugar y, argh, la necesidad de poner una lavadora de jerseys. Oh dios mío. Menos mal que hay comidas que nos echan una mano contra el cansancio. Salvo que seamos vagos por naturaleza.

Agua. La deshidratación es el mal. Puede hacer que nos sintamos cansados no, lo siguiente, o incluso que suframos dolores de cabeza de esos que te hacen desear arrancarte el cráneo. La solución es tomarte un buchito de agua cada cierto tiempo, amigo.

Nueces. Hay según que grasas que pueden darte ese subidón que tu cuerpo necesita para librarse de la fatiga. Es el caso de los ácidos grasos Omega 3 que contienen las nueces, por ejemplo. Por supuesto, ni que decir tiene que hay que tomarlas al natural.

Plátanos. Frase de abuela: "toma un plátano, que da mucha energía". Te lo dice a ti y se lo diría a Nadal si lo tuviera delante. Tiene razón, ya que esta fruta es una fenomental fuente de potasio que también incluye fibra o vitamina B6. Es decir, todo bueno para tu cuerpo.

Semillas de chía. Vamos con uno de los llamados superalimentos más demandados hoy en día. Absorben 10 veces su cuerpo en agua y son ricas en fibra y proteínas. Es decir, que con echar un puñadito en la ensaladita, estaremos metiéndonos un chute de energía. Mola, ¿no?

Yogur. La combinación de proteínas e hidratos de carbono hacen que el yogur sea una fuente estupenda de energía. El hidrato pasa enseguida a la sangre, ayudándote al momento, mientras que la proteína se queda durante más tiempo en el estómago: energía para más tarde.

Espinacas. Booombaaa: ricas en potasio, magnesio y, sobre todo, hierro. ¿Hace falta decir algo más? Sí, que lo de la lata de espinacas de Popeye no era ninguna coña. Estas aliadas verdes son capaces de levantar hasta a un muerto.

Judías. Especialmente las negras. Son ricas en proteínas, fibra e hidratos de carbono. ¿Que te siente decaído? Pues añádelas a tu menú y verás como te sientes capaz de casi cualquier cosa. Gracias, amigas judías.

Avena. Si aún no la tomas, es el momento de incluirla en tu dieta. Un buen momento puede ser el desayuno. Tiene un nivel glucémico bajo, que se encarga de estabilizar el azúcar en sangre, evitando esos picos que vuelven loco a nuestro cuerpo.

Coco. Las grasas del coco son absorbidas de manera rápida por el cuerpo, transformándose en energía a nuestra disposición. Esta es solo una de las razones que han llevado a considerar que esta fruta es prácticamente un alimento funcional. ¡Dale al coco!

Cilantro. Vale, es refrescante y aporta un aroma único, pero es que, además, el cilantro es un potente eliminador de toxinas. Si a esto sumamos que tiene vitamina K como para parar un carro, no podemos más que añadirlo a nuestra lista de alimentos anti-cansancio.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.