LA ALIMENTACIÓN AYUDA

LA ALIMENTACIÓN AYUDA

Diez consejos para reducir la tensión arterial

Hay personas personas hipertensas y otras hipotensas. Si eres de las primeras te recomendamos seguir estos consejos a la hora de comer.

espinacas
Las espinacas, unas aliadas contra la tensión alta | Cocinatis

1. Intenta seguir la dieta mediterránea.
Basa tu alimentación en el consumo de frutas, verduras y hortalizas, sin olvidar los frutos secos, cereales y legumbres. Evita las carnes muy grasas, los embutidos y los quesos, por no hablar de la sal, los precocinados, los encurtidos, las conservas y las bebidas isotónicas. Las raciones pequeñas de pollo y pavo siempre irán bien.

2. Los lácteos, siempre desnatados
Según algunos estudios norteamericanos los lácteos desnatados tienen propiedades parecidas a los medicamentos para bajar la tensión arterial. Así lo asegura un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, que afirma que los lácteos desnatados bloquean la angiotensina, una sustancia que estrecha los vasos sanguíneos.

3. Consume alimentos ricos en potasio. Este mineral es especialmente recomendable para las personas hipertensas, pues su consumo ayuda a controlar la presión. Pese a la creencia de que el plátano es la fuente principal de este mineral, lo cierto es que hay otros alimentos que contienen más potasio que el plátano: acelgas, espinacas, chirimoyas, cardos, patatas, coles de Bruselas, aguacates, níscalos...

4. No olvides el ácido fólico. Se encuentra en numerosos alimentos, pero también es posible tomar suplementos si nuestro médico lo considera necesario. Se encuentra en las verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, rúcula, brócoli, col...), además de cereales, legumbres o cacahuetes. El ácido fólico o vitamina B9, además de proteger las paredes de las arterias y, por tanto, regular la presión, tiene múltiples propiedades para la salud: es imprescindible para la síntesis de nuevas células, previene problemas de anemia y es imprescindible en el embarazo.

5. Toma infusiones. Algunas infusiones tienen propiedades hipotensoras, pero es importante tomarlas a diario, por ejemplo tras la cena. Cola de caballo, olivo, espina blanca o abedul mantendrán a raya nuestra presión arterial, aunque conviene tomarlas bajo prescripción médica y sin excesos, teniendo siempre mucho cuidado de con qué las combinamos.

6. Sí al ajo y la cebolla. Son reconocidos alimentos hipotensores, que combiene comer con regularidad. Si eres de los que no soportan el ajo, siempre puedes tomarlo en cápsulas.

7. Sí al zumo de limón. Está comprobado que el consumo regular de limón contribuye a eliminar la rigidez de los vasos sanguíneos y los hace más suaves y flexibles, cosa que ayuda a reducir la presión arterial. Además, al contener mucha vitamina B, contribuye a evitar las insuficiencias cardiacas. Muchos expertos recomiendan tomar zumo de limón en ayunas, de buena mañana, mezclado, si lo deseamos, con un poco de agua tibia.

8. El caldo de pollo casero, un gran aliado. Un estudio elaborado por un grupo de investigadores japoneses concluyó que el caldo de pollo casero puede contribuir a reducir la presión sanguínea gracias a las proteínas que contiene el colágeno de pollo, que al disolverse en el líquido de cocción mantienen a raya los niveles de tensión.

9. Fuera el alcohol, el tabaco y arriba el ejercicio. Es fundamental que, además de una dieta correcta, elimines el alcohol y el tabaco de tu día a día, y practiques a diario algo de ejercicio suave, al menos veinte minutos.

10. Y lo más importante, no te disgustes. Sabemos que es fácil decirlo y después el día a día se empeña en hacernos ir por el mal camino, pero cualquier disgusto o sobresalto va a ocasionar aumentos de tensión arterial que no te convienen. Respira hondo, aprende a relajarte y busca tus propias técnicas para controlar los nervios y el estrés, pues son los principales enemigos de la presión arterial alta.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.