En verano pueden ser aún peores

En verano pueden ser aún peores

Deja de sufrir digestiones pesadas con estos seis consejos

Las reuniones con amigos, el excesivo consumo de comida, el calor... todos estos factores juntos pueden convertir nuestras digestiones en un horror. Estos seis consejos te ayudarán.

¿Malas digestiones? Te contamos cómo superarlas.
¿Malas digestiones? Te contamos cómo superarlas. | Photl

Si una mala digestión durante el año ya nos hace pasar un rato poco agradable, en verano la cosa se complica. Por eso, Rocío Río de la Loza, 'health coach', nos daseis consejos muy útiles para dejar de sufrir digestiones pesadas, todos ellos muy relacionados con el seguimiento de una alimentación saludable.

Comer más fibra. Las frutas y verduras de temporada, las semillas, las nueces, las legumbres como las lentejas y garbanzos, los productos de trigo integral y los granos enteros como el amaranto, la quinoa, el trigo, el maíz y la cebada cuentan con un alto contenido de fibra dietética que es perfecta para tener una buena digestión. Como señala la especialista, regula "los movimientos intestinales y cuenta con otros beneficios como la disminución del riesgo de padecer enfermedades del corazón, obesidad y sobrepeso".

Mantener un horario regular para las comidas. Cambiar la hora de desayunar, comer o cenar es perjudicial para la salud, además de ser una de las causas de las digestiones pesadas. "Conservar los horarios regulares provoca que nuestro organismo entre en ritmo y el reloj biológico, que está comandado por los ritmos circadianos, se sincroniza", explica.

Limitar determinados alimentos. Los lácteos, las bebidas o alimentos muy azucarados, las carnes rojas y los alimentos muy picantes o con muchas especias pueden provocar digestiones pesadas por lo que se aconseja tomarlos cada cierto tiempo. La acidez es otro de los síntomas de las digestiones pesadas y entre sus causas, según la consultora en nutrición y salud integral, se encuentran "los alimentos altamente procesados, el alcohol, el azúcar, los refrescos y el ayuno prolongado". Sin embargo, Rocío Río de la Loza habla de 'bioindividualidad' para referirse a que la combinación de determinadas alimentos, en función de cada persona, es lo que puede provocar indigestión. En este sentido, la especialista en nutrición afirma que "se recomienda comer la fruta sola como snack de media mañana y combinar vegetales con cereales o vegetales con alimentos de origen animal".

Comer despacio. El rápido ritmo de vida conlleva que en muchas ocasiones se coma frente al ordenador sin parar de trabajar. Esto puede provocar digestiones pesadas por lo que la experta en nutrición aconseja "comer despacio y masticar cada bocado por lo menos 15-30 segundos. Así se trituran los trozos de comida y las enzimas de la boca comienzan a desdoblar los nutrientes. Además le da oportunidad al cuerpo de enviarle una señal al cerebro de que el estómago está lleno".

Hacer ejercicio regularmente. No es obligatorio ir al gimnasio todos los días pero sí se recomienda caminar para favorecer el movimiento gastrointestinal. En este sentido, Río de la Loza aconseja "caminar 30 minutos al día al menos" para lograr buenas digestiones.

Mantenerse hidratado. Beber entre dos y tres litros de agua al día favorece la buena digestión, pero el debate está abierto sobre si es beneficioso beber o no durante las comidas. Sobre este tema, Río de la Loza recurre nuevamente a la 'bioindividualidad' de cada persona.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.