MUYYYY IMPORTANTE

MUYYYY IMPORTANTE

Consejos para no engordar con una barbacoa

La barbacoa es uno de los grandes placeres gastronómicos estivales. Pero, ¿cómo conseguir mantener la linea si zampamos salchichas a diestro y siniestro? Con estos truquitos te garantizamos que no engordarás ni un gramo.

Barbacoa no engordar
Barbacoa no engordar | Nicholas Peloso

Fácil de usar, la parrilla lo tiene todo y es uno de los placeres esenciales del verano. Además, es reconocida por conseguir una cocción especialmente sana y ligera. Pero aun así para conservar la línea todas las vacaciones hay que seguir algunas reglas. ¿Cuáles son las carnes menos grasas? ¿Qué cantidad se puede comer? ¿Qué acompañamiento elegir? Aquí os damos unos consejos para evitar las trampas de la barbacoa.

Carne de buey: elegir el buen trozo

Filete, entrecote o lomo, el buey es una carne perfecta para la barbacoa y especialmente apreciada por los carnívoros. Pero cuidadito, hay que tener en cuenta que el entrecote tiene mucha más grasa que el filete, solomillo o rumsteak. Además, se recomienda como modo de cocción la plancha eléctrica o de gas, para evitar consumir parte de grasa carbonizada por las llamas. Un pequeño truco de más, si marinamos previamente la carne, permite disminuir la cantidad de grasa quemada.

Una salchicha son 10 gramos de grasa

Sea de cerdo o de aves, las salchichas tienen mucha grasa. Entonces, mejor decantarse por carnes blancas como el pavo o el pollo (y no el cerdo, muy rico en lípidos). Para quienes son más de cordero, mejor comprar pierna deshuesada ya que es una parte más magra. Se puede preparar en brocheta o filete.

Cantidades

Para evitar una excesivo consumo de carne, hay que vigilar las cantidades de las porciones: es mejor que sean de unos 150 gramos por persona.

El pescado, lo más para una dieta

Cuando queremos conservar la línea, mejor hacer una barbacoa marinera. De forma general, el pescado tiene de 4 a 5 veces menos de materia grasa que cualquier carne para el mismo aporte en calorías. Para no quemar la pieza y conservar todos sus nutrientes, mejor optar por una cocción en papillote. Acordaos de que el verano es temporada de sardinas; marinadas o a la parrilla son deliciosas y nutricionalmente interesantes.

Las verduras, coleguitas para saciar el apetito

Los mejores coleguitas de quienes están a dieta son los vegetales porque tienen un efecto 'cortahambre'. Tanto si se preparan a la brasa, si se colocan en una brocheta o en cualquier ensalada para acompañar la carne (siempre y cuando no estén alineadas con salsas a lo loco). Además, son bajas en calorías y muy hidratantes.

Hablemos de las salsas

Evitemos evidentemente las mayonesas, bearnesa, kétchup y otras salsas ricas en azúcares y grasas. Mejor prepara una a base de yogurt natural condimentado con hierbas y especies.

En cuanto a las vinagretas, mejor prepararlas de forma casera con mostaza, vinagre y un hilo de aceite de oliva.

Dos truquitos a tener en cuenta

Evitemos acompañar los platos con vinos, cócteles o cerveza. El alcohol, amigos, engorda. Mejor apostar por limonadas o aguas aromatizadas con hierbas o frutas frescas.

Como aperitivo, olvidaos de las patatas chips y apostad por verduras crudas para 'dipear'.

Y unos consejos de más:

Tiempos de cocción:

- 9 min para una brocheta de buey.

- 15 min para una brocheta de cordero.

- 12 min para una brocheta de pollo.

Marinadas:

- Para 100 g de buey: 10 g de pimentón, 10 ml de aceite de oliva, 10 ml de vinagre de vino, 50 g de perejil, sal.

- Para 100 g de pollo: 5 g de mostaza, 10 ml de aceite de oliva, 5 g de pimento de la vega, sal, comino.

- Para 100 g de cordero: 1 limón, 1 diente de ajo, 2 g de tomillo, 10 ml de aceite de oliva, sal y pimienta.

Más noticias

Los mas vistos

PromoFarma

La acabas de conocer y ya te gusta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.