QUE SI ES BUENO, QUE SI ES MALO... ¿EN QUÉ QUEDAMOS?

QUE SI ES BUENO, QUE SI ES MALO... ¿EN QUÉ QUEDAMOS?

Verdades y mentiras sobre la cocina al microondas

¿Es real el riesgo de las ondas electromagnéticas? ¿Es razonable calentar un biberón en el microondas? ¿Hay que esperar diez minutos antes de comer un plato calentado en el micro? ¿Preserva este tipo de cocción las propiedades nutricionales de las verduras? Este cacharro inventado en 1945 por el estadounidense Percy Spencer, ¿es peligroso para nuestra salud? Todas las respuestas están aquí:

Recalentar la comida en el microondas
Recalentar la comida en el microondas | Agencias

¿Reduce las calidades nutricionales de los alimentos?

Falso. Hay que saber que todos los alimentos, al momento de ser cocinados o recalentados, y en especial frutas y verduras, pierden parte de sus cualidades nutricionales, y es sin importar el método de cocción. Y es que ello induce la perdida de vitaminas (especialmente la C) y antioxidantes, un fenómeno que se conoce como de "lixiviación". De hecho, los nutrientes tienden a perderse en el agua de cocción cuando el método elegido hace que los alimentos suelten grandes cantidades de líquido, como sería el caso al hervir. Así que si lo que quieres es disfrutar del poder de las verduras, lo ideal sería prepáralas al microondas ya que cuece más rápido y requiere menos agua. Y aún mejor como opción: la cocción al vapor en el microondas.

¿Modifica el sabor de los alimentos?

Verdadero y falso. Cuando pasas unas patatas o carne por la sartén, al cabo de un rato oscurecen y adoptan un color marroncito. A esto se le llama la reacción de Maillard que, además de causa dicha alteración estética en el alimento, también aporta un sabor un poco caramelizado. Pero, sobre todo, y por desgracia, eso también causa una perdida de las vitaminas del alimento. Esto no pasa con la cocción al microondas, o de una manera muy leve. Para conservar al máximo los nutrientes y sí conseguir un toquecito de sabor caramelizado, la solución es freír en la sartén unos pocos minutos la carne o verduras antes de terminar su cocción en el microondas.

¿No hay que recalentar los alimentos en el microondas?

Falso. Lo que hay que hacer es diferenciar los productos frescos, congelados, precocinados o los restos de comida almacenada en el refrigerador o congelador. Entonces, para desmontar mitos: calentar en el microondas un producto congelado o fresco, como sería el caso de una sopa o una taza de leche, NO es un problema en absoluto. En cuanto a un precocinado y unas mermas que queremos recalentar, sólo hay que respetar las normas de conservación de los alimentos para conservar sus beneficios de sabor y valor nutricional y también seguir las indicaciones para calentarlos.

¿Mata las bacterias?

Verdadero. Cocinar en el microondas mata a las bacterias y los virus. De hecho, en algunos laboratorios se utilizan aparatos similares para esterilizar el equipo.

¿Hay que esperar 10 minutos antes de consumir un plato cocinado o calentado en el microondas?

Falso. El único riesgo que supone consumir el plato directamente a su salida del micro… es quemarse. El único paso que se aconseja seguir al sacar un plato de este electrodoméstico es agitar o remover la comida debido a que algunas recetas contienen alimentos que no requieren el mismo tiempo de cocción como es el caso, por ejemplo, de un pisto, en el que el tomate se calentará antes del calabacín y de la berenjena. Así que para que la temperatura homogénea, es mejor mezclar bien para repartir el calor.

¿Es responsable de ciertos tipos de cáncer?

Falso (pero en este caso siempre con cautela). Numerosos expertos apuntan que no existe ningún estudio que demuestre lo contrario. Y, como comentado anteriormente, cada día son miles de médicos e investigadores que utilizan microondas tanto en su trabajo como en su vida diaria, así que vamos a tenerlo en consideración. Eso sí, hay que subrayar que numerosas organizaciones de salud denuncian de forma periódica la falta de estudios e investigaciones realizados sobre las ondas de los microondas para conocer de forma real sus consecuencias.

¿Podemos calentar un biberón en el microondas?

Verdadero. Sí, y rotundamente sí. Siempre y cuando el biberón será de cristal. Y no os olvidéis de retirar siempre la parte del chupete de plástico.

¿No hay que calentar plástico en el microondas?

Verdadero. En realidad, lo correcto sería decir no hay que calentar plástico a secas. En efecto, este material es compuesto de materiales muy químicos y sintéticos nefastos para el medioambiente y la salud humano. Entonces, al calentar el plástico junto con unos alimentos, las partículas de componentes del material migran hacia el producto calentado que ingeriremos a continuación. Y ello es bastante malo para nuestro organismo. Así que para una cocción en el microondas lo más aconsejable es optar por placas de cerámica, loza, vidrio o porcelana sin decoración.

Y por último… ¿a qué sirve la campana?

A priori, sirve únicamente a evitar ensuciar el aparato, ya que evita las proyecciones de comida en caso de pequeña explosión. A veces también tiene un pequeño efecto de cocción al vapor…

Más noticias

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.