NO TE FÍES DEL ASPECTO EXTERIOR DE LA FRUTA

NO TE FÍES DEL ASPECTO EXTERIOR DE LA FRUTA

Trucos para elegir un buen melón, una sandía o una piña

Frutas verdes, maduras, agrias... ¿Cómo sé si he elegido bien? Elegir una buena pieza de fruta es todo un arte y algunas, como el melón, la sandía o la piña, nos plantean un reto a la hora de acertar en la compra. Te damos los trucos básicos para escoger las mejores frutas.

Comprar frutas en el supermercado
No basta la apariencia, hay otros factores que determinan la calidad de la fruta | G+J

Con la llegada del buen tiempo aumenta de forma importante el consumo de fruta. ¿Sabrías distinguir si la piña que vas a comprar está en su punto? ¿O el melón? Hay veces que el aspecto exterior puede engañarnos y hacernos comprar una pieza de fruta de mala calidad o pasada.

A la hora de elegir fruta en el mercado es importante fijarse en estas tres cualidades:

Olor
Hay un criterio general que utilizar con todas las frutas: cuanto más intenso sea su aroma, mayor será su grado de madurez. Cuando está verde, tiene un olor menos intenso.

Color
Es muy importante fijarse en el color de las frutas que vamos a comprar. Deben tener un color intenso y brillante, dos signos claros de calidad.

Textura
Las piezas de fruta no debe tener magulladuras ni golpes y su textura no debe ser ni muy dura (estas ante una fruta muy verde), ni muy blanda (demasiado pasada).

Sometemos a examen a las frutas más difíciles:

Melón
Prueba del melón

Esta es una de las frutas más difícil de elegir. Hay que tener en cuenta varios factores importantes para saber si estás escogiendo una buena pieza.

El peso, el sonido, sus rayas… ¡Te dirán si es o no de calidad! Cuando cojas dos melones del mismo tamaño, debes elegir siempre el que más pese.

El color te indicará su grado de maduración: el verde indica que el melón todavía está tierno y a medida que va madurando su piel adquiere un tono más amarillento. Cuantas más rayas tenga, mejor será el melón.

Al darle un ligero golpe con la palma de la mano debe sonar hueco y la zona de los picos tiene que estar ligeramente blanda, lo que nos indica que está en su punto.

Para saber si es dulce, hay que oler la parte de los picos y ver si desprende un aroma dulce.

Piña
¿Cuántas veces has llegado a casa con una piña y ha resultado estar demasiado ácida? Hay un truco que no falla para encontrar las piñas más dulces.

Es tan sencillo como sacar una hoja del centro. Si sale con facilidad y está un poco blanca, estás ante una piña dulce.

Debe tener un aroma intenso y un color amarillo que tienda a dorado.

Cerezas
El color te dirá si estás ante unas buenas cerezas. Elige cerezas que tengan un color rojo borgoña profundo y sean brillantes. Al tacto deben ser firmes, redondas y duras.

Si ves una cereza muy suave o arrugada, puede estar demasiado madura. Fijarse en el tallo también es importante. Debe estar unido a la fruta, ser verde y estar fresco.

Sandía
El sentido del oído es fundamental para escoger una buena sandía. Debes darle unos toquecitos con la palma de la mano y comprobar si suena hueco. Si es así, estás ante una sandía madura, en su punto óptimo.

La base de la sandía, es decir donde ha estado apoyada con el suelo, tiene que ser de color amarillo.

Aguacate
Su color y su tacto te dirán ante qué aguacate estás. Tiene que tener un color oscuro y brillante.

En cuanto a su tacto, no elijas uno que esté duro como una piedra. Debe estar un poco blando, aunque no demasiado.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.