Hollywood, en tu cocina

Hollywood, en tu cocina

Tres platos yanquis que todos hemos visto en las películas

Te enseñamos a hacer kétchup (y salsa BBQ a partir de él), postres con galletas Oreo y hasta un chips n' dips al estilo de los cócteles de las películas.

Ah... la magia del cine. ¿Quién no ha babeado en alguna ocasión ante una película en la que el actor de turno se jamaba una hamburguesa con pintaza? Y ya no digamos cuando aparece, en la típica superproducción de Hollywood, una desayuno yanqui de esos de ponerse como el Tenazas? Te explicamos cómo hacer en casa algunos de los platos que más nos llaman la atención en pelis y series.

Kétchup y salsa BBQ. En el cine no hay perrito sin su kétchup ni costillas sin su pringue BBQ. Suponemos que lleva salsa la Big Kahuna Burger que se zampa Samuel L. Jackson en 'Pulp Fiction'. Y las que piden, aunque no llegan a probar, John Travolta y Olivia Newton John en el diner Frozen Palace de 'Grease'. Para preparar kétchup en casa solo hay que condimentar nuestra receta habitual de salsa de tomate con ajo, mostaza, vinagre, azúcar moreno, pimienta molida y guindilla. Cuece a fuego lento y pasa por el chino. Para la salsa BBQ americana (nada que ver con el latino chimichurri, un aliño con base de aceite y sin tomate) basta con sustituir el ajo, la pimienta y la guindilla por miel o refresco de cola que aportan ese toque dulzón que marida tan bien con las carnes a la brasa.

Derivados a partir de galletas Oreo. Se lanzaron en EE UU hace ¡un siglo!, y son el segundo producto de alimentación más vendido en el planeta tras el Big Mac. Hemos visto la mítica 'cookie-sándwich' en 'Los Simpson', 'Modern Family', 'Friends' y en los cómics del Detective Marciano. Hay casi medio centenar de variedades, según el color y el sabor de la galleta o de su relleno. En los supermercados de Madrid podemos encontrar la tradicional (galleta de chocolate con crema de nata), la de vainilla y la 'dark' (de chocolate negro). La inevitable vuelta de tuerca golosa ha sido incorporarla en postres y 'shakers'. En Estados Unidos se comercializa el polvo de Oreo. Hacerlo casero es la lección piloto del temario de parvulitos: trocea las galletas y pulverízalas con la batidora o con un rodillo. Utiliza este polvo para hacer la base de una tarta de queso, un batido con helado de vainilla, brownie, macarons... Para el 'topping' de los 'cupcakes', usa mini Oreo de las que venden en las máquinas del aeropuerto, estaciones y oficinas.

'Chip n' dip'. Despedida ya 'Mad Men', rebobinamos hasta aquella secuencia de la primera temporada de esta serie en la que Peter Campbell cambia por una escopeta uno de sus regalos de boda con Trudy: un moja y pica (''chip n’ dip en inglés), clásico del menaje sesentero en toda familia bien. En los setenta murió de éxito y se convirtió en el regalo a evitar. Woody Allen devuelve a los dips su halo 'cool' sirviendo crudités en sus cócteles de celuloide en lofts de Manhattan. Tampoco faltan en la comida de Acción de Gracias de 'Cómo conocí a vuestra madre', enredando o pasados por la túrmix del suspense en la cena macabra de La soga, de Hitchcock. Las recetas caseras son infinitas: los 'chips' (el bocado que se moja) pueden ser totopos o bastones de zanahoria, pepino o apio. Para los 'dips' (la salsa), prepara hummus, tzatziki de yogur griego, limón y menta, crema de queso con finas hierbas, tapenade, salmorejo al vodka o paté de anchoas.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.