De la tostadaza de pan blanco al capuccino

De la tostadaza de pan blanco al capuccino

Siete desayunos que te hacen engordar (y que tomas a diario)

¿Podemos desayunar cualquier cosa sin miedo a engordar? Pues va a ser que no. Aquí van siete cosas que probablemente tomes a diario y que, sin duda, te hacen ganar peso.

Desayuno
Desayuno | pixabay

"Da igual lo que desayunes porque, como es a primera hora del día, lo acabrás bajando". Esta frase es uno de los mantras más escuchados y repetidos en relación con la primera comida del día, solo superado la que dice que el desayuno es más importante que el almuerzo, la merienda o la cena. Pero, ¿es verdad? ¿Realmente es cierto que, comamos lo que comamos, jamás engordaremos si lo tomamos antes de las 10 de la mañana? La respuesta es no: y aquí hay siete ejemplos.

Cereales con leche. ¡Ups! | Wikipedia

Cereales. Nos estamos refiriendo a los industriales, esos que llevan unas ingentes cantidades de azúcar y que, durante un tiempo, consideramos que eran buenos incluso como cena alternativa. Bien, pues el azúcar excesivo que contiene tampoco es mucho mejor por el hecho de tomarse cuando el día arranca. Además, suelen ser ricos en hidratos de carbono simples, que hacen que la sensación de saciedad no dure demasiado.

Café con hielo | Getty Images

Café con (mucho) azúcar. Parece que el café es la única bebida intocable del desayuno y, de hecho, hay que decir que sí, que es baja en calorías. Salvo que añadamos azúcar en cantidades notables, leche condensada o cualquier otra cosa que se nos pase por la cabeza. Piensas que tomarte un capuccino por la mañana es el colmo de la sofisticación y, en realidad, no le estás haciendo ningún favor a tu cuerpo.

Aceite de oliva | Marie Claire

Aceite. Vamos aquí con un tema espinoso. La defensa a ultranza de la dieta mediterránea ha dado lugar a equívocos, como pensar que el aceite de oliva virgen extra se puede tomar por litros. Si anegas tu tostada con aceite, vas a engordar y, sí fríes unos huevos para desayunar y te pasas con el aceite, también vas a ganar peso. Un poquito de AOVE está guay, pero no te pases de la raya.

Croissant | antena3.com

Bollería. Hay miles de personas que cada mañana desayunan un cruasán, un donut o unas magdalenas. Aunque sean caseros, recuerda que suelen ser ricos en grasas y azúcares y, por tanto, te van a engordar. Si, además, son industriales, no estaría de más repasar la lista de edulcorantes, grasas y aceites vegetales o cualquier otra sustancia negativa para tu cuerpo que pueden contener.

Tostadas doraditas | Getty

Pan blanco... y nada más. Un desayuno excesivamente simple también puede estar seriamente descompensando. Si tomas unada rebanada de pan blanco con poquita cosa más, lo más seguro es que estés tomando hidratos de carbono a cascoporro. Intenta incluir algo de proteína, un poquito de fruta, etc. para tratar de que sea un desayuno lo más completo posible.

Churros | .Agencias

Churros. Un clásico de los desayunos españoles y que puede ser una bomba para nuestro estómago sensible de la mañana. No es solo porque se trate de una masa frita, sino por el aceite en el que se preparen, que puede haber sido reutilizado infinidad de veces. Si, además, lo espolvoreamos con azúcar por encima, ya tenemos la tormenta perfecta de un desayuno engordante.

Cuando se tiene hambre se come cualquier cosa. | stock.xchng

Nada. Después de haber leído todo lo anterior, puede que os sintáis inclinados a optar por saltaros el desayuno (visto las dificultades que plantea). Craso error: es mucho mejor tomar uno equlibrado. Un ejemplo: café con leche semidesnatada, zumo de naranja, tostada con pan integral y aguacate o un chorrito de aceite de oliva, por ejemplo. No desayunar nada equivale a comer de más el resto del día.

Más noticias

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.