La vida en rosa

La vida en rosa

¿A qué saben las nubes? Sum-sum, sum-sum... 10 ideas con marshmallows

Ay, las nubes o malvaviscos... ¿hay alguna chuche más cursi? Pensándolo bien: ¿hay algo más cursi que decir "chuche"?Intentamos dignificar esta pieza de azúcar con 10 ideas que van más allá de comérsela sin más. De ponerla en una pizza a asarla en una fogata.

Malvaviscoooos asadoooos.
Malvaviscoooos asadoooos. | Wikipedia

Hemos entrado en la Wikipedia para saber de que está hecha una nube y nos hemos encontrado con esta composición: azúcar o jarabe de maíz, clara de huevo batida, gelatina previamente ablandada con agua, goma arábiga y saborizantes. Es decir, una lista de ingredientes que harían que tu abuela perdiera la color de golpe, ante tal fiestón de la artificialidad. En Wikipedia también nos hemos encontrado con una forma de llamar a la nube, "masmelo", que es la españolización del término original, marshmallow. Masmelo. MAS-ME-LO. ¿No me digáis que no es un nombre molón? El caso es que este dulce creado en los años 50 puede comerse solo si somos de los que gustamos de ingerir esponjas así, a palo seco, o podemos introducirlo en inverosímiles recetas. Aquí van 10. Ah, y recordad: MAS-ME-LO.

En tu tacita de chocolate caliente. Imagínate, te apetece un chocolatito caliente, te preparas una taza y, en el último momento, decides añadir un par de nubes que se quedan flotando al principio para luego ir fundiéndose poco a poco, traspasando su peculiar aroma a tu bebida. Una manera como otra de arruinar un chocolate riquísimo pero la verdad es que hay gente pa tó.

En una pizza. Una cosa que os voy a decir: la pizza puede pervertirse hasta límites inconcebibles y yo, sin ir más lejos, soy un fanático de la piña. Pero si vas a liarla parda quitando tomate y mozzarella sustituyéndolos por chocolate y nubes, es responsabilidad tuya y solo tuya. Demonios, que habrá hecho este plato italiano para que le hagamos sufrir tanto...

En palomitas. Haces unas sabrosas palomitas al microondas y luego disuelves en mantequilla caliente, en un cazo, unas cuentas nubes (o MAS-ME-LOS). Obtienes una pasta líquida que viertes por encima de tus palomitas. El resultado obtenido te obliga a acompañarlas con una rom-com nivel duro, por lo menos con Katherine Heigl de protagonista.

Asadas. Aaaaahhh... qué recuerdos, todos los niños arremolinados alrededor de una fogata con una nube pinchada en un palo, tostándola al calor de la lumbre mientras entonamos alegres canciones solo acompañadas por el lejano aullido del coyote o el ulular de la lechuza... ¿Cómo?, ¿que no os acordáis? ¡Vamos Stanley, Norman, Mary France, debéis estar de broma! ¡Fue el año antes del baile del encantamiento bajo el mar!

En cupcake. No hay mucho que decir, ¿verdad? Se trata de coger el dulce más de moda en los últimos tiempos y en lugar de plantarle un topping rico, rico, le cascas encima una nube. ¿El resultado? Pues seguramente que acabarás cogiendo la nube, tirándola y comiéndote el resto. A no ser que seas un fanático de las nubes que, oye, puesto que estás leyendo esto, lo mismo es así y todo.

En 's'more'. Se coge un marshmallow, se mete en el microondas y se utiliza de relleno entre dos galletas con chocolate para hacer una especie de sándwich dulce. ¿Cómo lo ves? Nosotros somos más de comernos un bocata de jamón ibérico, pero, mira, esto es todo un clásico estadounidense así que algo tendrá, ¿no? ¡Eh! ¿Sigues ahí?

En galleta. Pues sí, siempre puedes coronar una galleta con una nube, incluso con forma de corazón. Es, como en el caso del 'cupcake', un serio candidato a acabar fuera de tu boca, pero oye, que siempre hay gustos para todo. Cada uno hornea sus galletas echándole encima lo que considera necesario, ¿o no es así?

En helado. Sí, ¡claro que sí! ¿Quién dice que el inconfundible aroma de una nube no puede acabar en un helado? Fíjate en este de Ben & Jerry's. No solo lleva nubes, sino que también caben caramelos y chocolate.

En tarta. Ay, las tartas de chuches. Nos dimos cuenta de que, con un poquito de maña, podíamos dar forma a estos Frankenstein de la repostería y ahí están, de conquista en conquista en bautizos, comuniones, cumpleaños o cualquier otro fiestorro infantil... Sí, sí, todos preferimos un brownie, pero cuando te regalan una de estas para tus vástagos, toca poner buena cara y jurar con la mano sobre la Biblia que os la comeréis. Ja.

En crema. Que guay. En Estados Unidos tienen tarros con crema de MAS-ME-LOS para echársela por encima a las frutas y así... acabar con ellas. Esto nos recuerda a la mítica frase de Homer Simpson cuando Lisa le pedía una fruta y le daba un donut con glaseado morado: "Síiii, Lisa... Morada es fruta". Oh sí.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.