¡OJO! LOS ATRACONES POR LA MAÑANA TAMPOCO SON VÁLIDOS

¡OJO! LOS ATRACONES POR LA MAÑANA TAMPOCO SON VÁLIDOS

¿A qué horas tengo que comer si no quiero engordar?

Diferentes estudios demuestran que la hora a la que se comes es tan importante como lo que te metes a la boca. Te damos cinco consejos para controlar tu peso para los que sólo deberás tener en cuenta la hora.

La importancia de la hora de comer
La importancia de la hora de comer | G+J

El ritmo circadiano de nuestro cuerpo está marcado por los ciclos de luz y oscuridad. Esto hace que metabolicemos un mismo alimento de forma diferente en función de la hora del día a la que se toma.

¿Sabías que por la mañana el cuerpo metaboliza mejor los azúcares que cuando llega la noche? Esto varía en función del tipo de hormonas que tenemos activas en los diferentes momentos de la jornada. A primera hora de la mañana la insulina funciona muy bien, mientras que por la noche baja y aumenta la melatonina.

Muchos nutricionistas advierten que, cuando se come fuera de hora, el reloj interno no funciona correctamente y nuestro cuerpo se vuelve mucho menos eficiente a la hora de metabolizar los alimentos. Conclusión: se gana peso.

Eso sí, comer temprano tampoco significa que al darse un atracón no se va a ganar peso. Para adelgazar, hay que quemar más calorías de las que se toman, por lo que llevar una dieta equilibrada y practicar ejercicio regularmente es crucial para conseguirlo.

Estos deben ser tus horarios
Sigue estos consejos básicos sobre las horas a las que debes tomar cada alimento y verás los resultados reflejados en la báscula:

1. Los dulces, por la mañana. La hora del desayuno es el mejor momento para tomar duces ya que es cuando nuestro cuerpo metaboliza mejor la glucosa. Además, la primera comida del día es la encargada de aportar energía para afrontar todas las tareas de la jornada, ayuda al funcionamiento del cerebro y pone en marcha el metabolismo del cuerpo. Por tanto, es importante hacer un buen desayuno y no saltarse nunca esta comida.

2. Come antes de las tres. En la comida tomamos casi el 40% de las calorías que ingerimos a lo largo del día. Si lo haces más tarde de las 3, chocas con el reloj biológico de tu cuerpo. Se produce una desincronización entre el momento en que comemos y el momento en que los órganos que intervienen en el proceso de asimilación de los alimentos se ponen a funcionar. Al final, comiendo lo mismo, se engorda más.

3. Picotea a las mismas horas. Lo ideal es hacer dos comidas ligeras (lo que podríamos llamar picoteo) entre las comidas principales. Es decir, entre el desayuno y la comida y entre la comida y la cena. Eso sí, los expertos recomiendan establecer un horario diario y seguirlo al piel del a letra.

4. No tomes hidratos de carbono en la cena. A última hora del día nuestro organismo metaboliza peor la glucosa, por lo que se recomienda elegir alimentos que tengan un índice glucémico bajo.

5. Cena pronto. Además de los alimentos es importante esperar un tiempo prudencial antes de irse a la cama. Los nutricionistas recomiendan que sea entre dos horas y dos horas y med

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.