PARA COMBATIR EL CALOR

PARA COMBATIR EL CALOR

Helados saludables hechos en casa

Con la llegada del calor, los hábitos cambian, y con ello la alimentación. Los helados son el postre por excelencia de esta temporada. Hazlos en casa y disfruta de un capricho saludable y ligero.

Helados sanos
Helados sanos | agencias

Aunque no te lo creas, los helados también pueden ser sanos. Este verano puedes tomar todos los que quieras sin miedo a perder la figura. Es tan sencillo como hacerlos tú misma en casa, con frutas de todo tipo, las que más te apetezcan, endulzantes naturales, frutos secos, vegetales, zumos, y un largo etcétera.

Este tipo de helados encajan perfectamente con un estilo de vida y dieta saludables. ¡No hay que reprimirse!

Y lo mejor de todo, no tienen nada que ver con las alternativas comerciales. Los helados caseros están mucho más ricos.

Para preparar tus propios helados en casa no es necesario utilizar muchos ingredientes ni tener accesorios concretos. Con unos moldes para hacer polos (o unos vasos de plástico) puedes hacerlos sin problema.

Helados sanos

Helados caseros con fruta

Son bajos en grasas, bajos en colesterol, y por supuesto, bajos en calorías. Aportan muchos nutrientes y vitaminas, por lo que son perfectos. Ahora deja volar tu imaginación, ¡y crea tu propio helado saludable!

Trucos para hacer helados ligeros, con pocas grasas:

- Como base del helado puedes utilizar zumos naturales, yogur, agua de coco, algún té…

- Si quieres que tus helados tengan una textura más cremosa, solo tendrás que coger la fruta que más te guste, si la combinas con plátano te quedará una mezcla mucho más cremosa. Y a partir de aquí tienes tres opciones: añadir anacardos y leche vegetal, sustituir la leche vegetal por leche de vaca o añadir un yogur.

- En cuanto al endulzante, lo mejor es sustituir el azúcar blanco de toda la vida por otros endulzantes mucho más sanos como el azúcar integral, los dátiles, el sirope de arce, el sirope de agave o la miel.

- Realmente puedes añadir como aderezo cualquier cosa que se te ocurra. Canela, semillas, cacao (si está desgrasado mucho mejor), fruta rallada, muesli…

- Los polos helados, los de hielo, son una opción muy ligera. Además puedes probar muchas más combinaciones, dan mucho juego y puedes utilizar como base un zumo casero de lo que más te apetezca. Para darle un toque diferente también puedes introducir en la mezcla trozos de fruta.

- Si lo que quieres es un delicioso helado de chocolate, utiliza chocolate desgrasado y algunos dátiles. Si quieres convertirlo en un almendrado, déjalo en el congelador y cuando esté listo, báñalo en chocolate o sirope de agave y rebózalo en almendras. ¡Y listo!

- Si en vez de un helado, te apetece más una crema helada, puedes dejar congelada algunos trozos de fruta. Solo tendrás que sacarlas del congelador, añadir algo de endulzante y pasarla por la batidora.

- A veces solo con pinchar en la propia fruta palos y congelarlos, bastará. Luego, utiliza los toppings que más te apetezcan y conseguirás un apetecible helado de fruta, diferente y casero.

Así que, ya sabes, ¡disfruta del verano y de tus riquísimos helados saludables!

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.