Es temporada y hay que aprovecharlos

Es temporada y hay que aprovecharlos

Diez cosas que puedes hacer con un tomate

El tomate es un alimento tan versátil, tan completo nutricionalmente y tan delicioso que, ahora que estamos en temporada, somos muchos los que seríamos capaces de alimentarnos únicamente de ellos. Aquí van diez ideas para que saques partido de los tomates que tienes en la nevera sin aburrirte de comerlos siempre de la misma manera.

tomate
¡Al rico tomate! | Cocinatis

1- Conservas. Siempre que podemos insistimos en animar a nuestros lectores a elaborar conservas de tomate ahora que están de temporada y aprovecharlas para el invierno. ¿Da pereza? Sí. ¿Es mejor estar tumbado a la bartola viendo algún partido repetido de la Bundesliga? Cierto. Pero si nos sacrificamos una simple tardecita tendremos conservas de tomate para todo el invierno, y durante muchos momentos a lo largo del año, cuando esa lata de tomate nos salve una cena, vamos a agradecer haber vencido la pereza. Podemos elaborar la conserva incluso ya frita, con otros ingredientes, de manera que cuando deseemos utilizarla sólo tendremos que calentar y añadir a la pasta, por ejemplo.

2- ¡Al rico gazpachito! Puede ser el clásico o podemos elaborarlo también de fresas, de cerezas o incluso de melón o lo que nos apetezca. Es un plato sano y refrescante que nos permite aprovechar los tomates y que podemos tomar a cualquier hora, tanto como entrante como a modo de plato único para cenar, o incluso entre comidas, como tentempié.

3- Ensaladas. El tomate puede ser el protagonista de la ensalada o, si lo deseamos, un ingrediente más. Lo cierto es que va a sentar estupendamente tanto en una ensalada de pasta o de arroz, incluso de cuscús o legumbres, como en una de brotes o lechuga. Si deseamos que el tomate sea el protagonista, una ensalada caprese, o simplemente acompañado con un poco de jamón bueno y unos frutos secos, además de un buen aceite de oliva, van a ser buena opciones.

4- Zumo y... Bloody Mary. ¿Hay algo que siente mejor en estos días de verano, especialmente si nos levantamos resacosos y buscamos algo que nos alegre el cuerpo, que un señor Bloody Mary fresquito? El tomate es un ingrediente interesante en coctelería, y si vamos a utilizarlo es conveniente que elaboremos nosotros mismos el zumo, pese a que en el mercado existen varias marcas que hacen, todo hay que decirlo, un zumo de tomate excelente.

5- Al horno. No hay mejor guarnición para nuestras carnes y pescados a la brasa que un tomate al horno, que nos va a permitir huir de las manidas patatas fritas, mucho más calóricas y menos saludables. No olvidemos que el tomate es una fuente de vitamina C, que nos va a ayudar a fijar el hierro de la carne, además de compensar el número de calorías de ésta, especialmente si es grasa.

6- Rellenos. Si preferimos que el tomate sea un plato y no simplemente una guarnición, prepararlo relleno suele ser una opción excelente. Ya sea de carne o de verduras, o, si nos ponemos exquisitos, ¿por qué no coger un tomate estilo "cor de bou", bien hermoso, vaciarlo y colocar dentro la ensalada? Será una buena manera de preparar un entrante sofisticado si tenemos invitados, además de un plato nutritivo y sano.

7- Salsa de tomate. En verano se acabó comprar salsa de tomate, pues vamos a elaborarla siempre casera, para cualquier plato. Desde la salsa que acompaña la pasta, la pizza o el arroz a la cubana, además de la que utilizamos en sofritos. Toda tiene que ser natural. De hecho, podemos elaborar incluso ketchup casero, que es facilísimo y mucho más saludable que el que compramos.

8- Sopa de tomate. ¿Que el gazpacho no nos convence pero la idea de comer tomate triturado con cuchara nos hace tilín? Podemos elaborar una sopa caliente de tomate, pues hay infinidad de recetas y podemos utilizar la que más nos convenza. Será, además, una manera de aprovechar los ingredientes que tenemos en la nevera, pues admite múltiples combinaciones de productos.

9- Mermelada. Hacer mermelada es tan fácil y los resultados son tan espectaculares, que en cuanto aprendamos no vamos a querer oír hablar jamás de comprarla. Si hemos probado con la naranja, los higos o las fresas, ¿por qué no probar con una mermeladita de tomate, que puede funcionar tanto para el desayuno como para acompañar numerosos platos salados?

10- Pan de tomate. Si todavía no has sucumbido a prepararte pan en casa, te aconsejamos que metas ya las manos en la masa y empieces a explorar las múltiples posibilidades del mundo del pan casero. Te aseguramos que una vez hayas cogido el truquillo al pan estándar, vas a tener ganas de experimentar con nuevos sabores, y vas a ponerte a añadirle ingredientes. Desde frutos secos a hierbas e incluso algunas verduras y hortalizas. ¿Qué te parece un pan de espelta con tomates cherry y orégano? Una delicatessen perfecta para servir, por ejemplo, para acompañar las ensaladas.

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.