CÓMO QUITAR EL ARSÉNICO DEL ARROZ

CÓMO QUITAR EL ARSÉNICO DEL ARROZ

Sí, se confirma que el arroz que comemos tiene arsénico: Te damos 4 trucos caseros para eliminarlo

Te contamos en qué alimentos, además del arroz, es posible encontrar ciertas cantidades de arsénico, en qué medida repercute sobre nuestra salud y qué podemos hacer para esquivarlo.

El arroz tiene arsénico
El arroz tiene arsénico | Pixabay

Seguro que te interesa

Todos los tipos de arroz tienen trazas de este componente químico que, en grandes cantidades, es nocivo para la salud. El arsénico está en la tierra gracias a un proceso natural, por lo que también está presente en otros alimentos. No obstante, debido a que el arroz se cultiva inmerso en agua, el cereal es mucho más propenso a contenerlo.

El arsénico está presente en el arroz, pero también en la leche, los cereales, el pan y en alimentos procesados derivados del trigo. En 2009 un estudio de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria relacionó su consumo con un aumento del riesgo de padecer cáncer de pulmón, piel o vejiga.

Arroz blanco | Pixabay

Pese a que la proporción de ese elemento en el arroz nunca supera los límites permitidos por la Comisión Europea en 2016, os dejamos cuatro técnicas muy sencillas para eliminar o reducir considerablemente el arsénico del arroz antes de su consumo.

  1. Dejar correr agua muy caliente encima del arroz antes de cocinarlo. Si frotamos el arroz a la vez que lo lavamos con agua a presión, conseguiremos reducir hasta en un 80% el porcentaje de arsénico existente. Al principio el agua saldrá un poco turbia, así que hay que repetir el proceso tantas veces como sea necesario hasta que salga completamente clara.
  2. Poner en remojo el arroz en un recipiente muy grande lleno de agua caliente desde la noche anterior. Cambiaremos el agua un par de veces para obtener un resultado más efectivo. Antes de cocinarlo, tiraremos el agua en la que ha estado remojándose ya que ahí se concentrarán el arsénico y todas las impurezas.
  3. Hervir el arroz con bastante más agua de la necesaria y luego retirarla. Al estar en contacto con abundante agua, el arsénico se separará naturalmente de los granos de arroz para mantenerse en el agua.

  4. Cocinar el arroz con un aparato que condensa el vapor y produce agua caliente destilada para que gotee como en una cafetera y se cocine el arroz. De esta manera reducimos el arsénico aproximadamente en un 70%. Así lo explica Andrew Meharg, un científico de la Universidad Quen de Belfast (Reino Unido) que realizó un estudio en el que demostró que el arsénico se mueve en agua líquida.

Más noticias

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.