Vamos a ir paso por paso

Vamos a ir paso por paso

Cómo reducir a la mitad las calorías de tu hamburguesa

Cada hamburguesa es un mundo, pero te contamos cómo reducir las calorías a la mitad.

Hamburguesa
Hamburguesa |

No nos vamos a engañar, una hamburguesa normalita anda por unas 400 calorías. Si le metemos queso y bacon, cosa que suele suceder, nos vamos hasta las 450 sin apenas darnos cuenta. Es decir: es complicado presentar este plato como una opción de dieta y que podemos hincarnos sin miedo a ganar peso. Pero, ojo, los fanáticos hamburgueseros que no pueden pasar ni un solo día sin su plato favorito cuentan con algunas opciones para reducir calorías. Estos son los 'trucos' yendo parte por parte.

Pan integral. Claro, la opción más sencilla sería pasar del pan, pero lo que queremos es una hamburguesa de verdad no algo diferente.. De todos modos, la diferencia entre un pan blanco y uno integral puede permitir ahorrar alguna que otra caloría. El ahorro puede rondar las 25, con lo cual, algo ya estamos quitando...

Hamburguesas | Agencias

La carne. Otro apartado en el que podemos restar calorías. Si sustituimos las de carne de ternera o de cerdo por una de pavo, estaremos reduciendo 100 calorías respecto al total. Es el efecto mágico de cambiar la carne roja por una blanca. Si no queremos renunciar a que sea de cerdo o de ternera también podremos reducir algunas calorías si preparamos la hamburguesa nosotros mismos en casa en lugar de comprarla preparada...

Los 'toppings'. Una loncha de bacon anda por las 70 calorías. Es verdad que ese toque braseado es difícil de sustituir con algo, pero, entre lo que más da el pego, están las verduras. La berenjena, el tomate o los champiñones son opciones alternativas al bacon que van a permitir reducir casi a la totalidad el aporte calórico y que tambié rsultan sabrosas.

El queso. Uno de los trucos del almendruco en los que quizá nunca habías caído y que pueden ayudarte también a conformar una hamburguesa más 'healthy'. Una loncha de queso cuenta con unas 50 calorías como mínimo. Si tu objetivo es ponerle queso, hazlo con una cucharada de queso rallado sabiamente distribuida por encima. Tan solo te aportará 25 calorías, justo la mitad.

Las patatas asadas son una fuente de inhibidor de la proteinasa 2, compuesto que nos dejará saciados por mucho tiempo | Pixabay

Las patatas. Eh, que aquí no nos privamos de nada. Eso sí, vamos a intentar que las patatas sean asadas en lugar de fritas. No cuesta nada hacerlas -es encender el horno y chimpún- y bajas hasta la mitad de calorías. Eso sí, si luego las bañas en salsas a nosotros no nos cuentes nada...

Más noticias

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.