Mañana es 1 de mayo y toca descansar

Mañana es 1 de mayo y toca descansar

Cinco recetas de platos ridículamente fáciles

Como es 1 de mayo y no es plan de cansarse, hemos pensado lo guay que sería proponer cinco platos tan fáciles de preparar que, aunque seas el tío más perro del universo, lo harás. De la patata rellena a las pizzas con pan de molde.

Hola, chavales, ¿qué pereza, eh? Solo pensar que mañana es festivo y que no hay que hacer nada en todo el día nos pone en un modo relajo total en el que, si podemos convencer a nuestro perro para que nos traiga una birra al sofá, no haremos ni el más mínimo esfuerzo. No obstante, como toca alimentarse por eso de la supervivencia y demás, aquí va una especie de menú completo para megavagos con platos que no requieren ni tres minutos. Se tarda más en contarlo que en hacerlo. Y puedes invitar a tres colegas.

Pizzas con pan de molde. Coge cuatro de rebanadas de pan de molde y quítales el borde. Ya, vaya coñazo. Tendrías que haberlo comprado sin corteza y así te ahorrabas este infernal paso. Ponles encima una loncha de queso, un poco de tomate de bote, el ingrediente que prefieras y un poco de orégano. Venga, mételas en el horno y ponte algo que dure 20 minutos. ¿Un capítulo de Los Simpson? Trato hecho.

Patata rellena. Espeeeeera, no apagues el horno que vamos con el segundo aperitivo. Jacked potato es como la llaman los ingleses. Pues nada, haz un corte por la mitad a unas patatuelas, mételes lo que quieras dentro (queso y salsa de tomate a lo mejor es una buena idea; o gambas y hierbecillas aromáticas) y mételas en el horno. En lo que tardas en verte un capítulo de Juego de Tronos ya están listas. Y a zampar.

One pot pasta. Bueno, bueno, la cosa se complica... ¡queeee nooo, que era broma! Echa 400 gramos de espaguetis en una olla junto con unos tomatitos cherry cortados a la mitad, salchicha loncheada, albahaca, dos dientes de ajo y una cebolla troceada. Sal y pimienta al gusto. Echa cuatro vasos generosos de agua y, ¡hala! a cocer todo junto. En 10 minutos el agua se habrá ido y se habrá cocinado todo perfectamente. Espolvorea parmesano por encima y ya está. No has tenido ni que levantarte, ni que usar una sartén ni nada. La unión (en la olla) hace la fuerza.

Pollo al limón. Con cuatro muslos de pollo y un limón se hace este plato principal resultón. Pon los muslos en una bandeja con papel de horno. Corta limón en rodajas y pon una dentro de la piel del pollo haciendo un corte y otra encima. Hornea hasta que esté dorado. Simple as that.

Postre de melocotón supervago. Con lo que hemos comido ya da bajón pensar en preparar el postre, ¿no? Venga, vamos a ello. Se trata de pelar y cortar cuatro melocotones en trocitos. Les echas un par de yogures griegos lo más deeeeeensos posibles por encima y un par de cucharadas de azúcar moreno. Sirve y a zampar.

 

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.