¿DE VERDAD ES TAN MALO CÓMO LO PINTAN?

¿DE VERDAD ES TAN MALO CÓMO LO PINTAN?

Cinco mitos sobre el azúcar que deberías saber

Causa hiperactividad, deprime, provoca acné, cáncer, picos emocionales... ¿Son ciertas todas esas cosas terribles que dicen sobre el azúcar? ¿Es tan malo como lo pintan? ¿Es cierto que engorda tanto? Abordamos el estado de la cuestión azucarero y concluímos que tal vez estamos exagerando.

azucar
¿Hasta qué punto es malo el azúcar? | Cocinatis

1- No provoca hiperactividad. Pese a que es cierto que en líneas generales sobrepasamos los 50 g diarios de azúcar que recomienda la OMS, también es cierto que según diversos estudios científicos el azúcar no provoca hiperactividad, o al menos no ha podido demostrarse científicamente. Un artículo de la revista Food Technology en 1993 cita una serie de estudios que analizan el comportamiento de niños de entre 9 y 10 años a los que se suministra azúcar en la bebida, y no se hallan cambios significativos en su comportamiento.

2- No crea adicción. No se ha demostrado científicamente que exista una adicción al azúcar. De hecho, el Consejo Europeo de Información Sobre Alientación (Eufic) concluyó en un estudio realizado en 2013 que las que verdaderamente crean adicción son las carbograsas, presentes en alimentos como las galletas, las tortitas o la bollería, que además también suelen llevar azúcar. Pese a que el azúcar puede invitar a un consumo sostenido, su ingesta no ocasiona la necesidad de comer cada vez más y más azúcar, y no provoca síndrome de abstinencia, lo que sí ocurre con cierto tipo de grasas procesadas que incluyen determinados alimentos dulces de producción industrial.

3- Sí provoca obesidad y diabetes. Es este aspecto, la ciencia es concluyente. Si bien no debemos temer al azúcar como el causante de todos los males contemporáneos (hay quien asegura que provoca cáncer y que actúa como una droga, que provoca cambios en nuestro estado de ánimo, etc.), sí es cierto que hay que moderar su consumo, porque es un factor relacionado con el incremento de la obesidad, junto al sedentarismo y otros aspectos relacionados con la alimentación. Lo mismo ocurre con la diabetes, relacionada directamente con la ingesta de azúcar. Parece ser que los grandes causantes de este aumento de diabéticos y obesos son, en gran medida, además de chocolates y dulces procesados, los refrescos azucarados, toda una bomba de relojería que determinados sectores de la población consumen como si fuesen agua.

4- El azúcar no aporta nutrientes. El 99% del azúcar es sacarosa, de manera que su consumo no aporta ningún tipo de nutriente a la salud. Nos aporta simplemente lo que llaman "calorías vacías", nada recomendables para la salud. Su única función es endulzar, de manera que muchísimos alimentos que jamás creeríamos que contienen azúcar, tienen este alimento en su composición, lo que se conoce como "azúcares ocultos".

5- Es mejor el azúcar moreno. Pese a que calóricamente no hallamos diferencias significativas, el azúcar de caña, al haber sido detenido el proceso de refinamiento, posee algunos minerales que no encontramos en el azúcar blanco, de manera que es más saludable ya que contiene pequeñas cantidades de calcio, hierro y potasio. En muchas ocasiones, el azúcar de caña que compramos

 

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.