¿Por qué hay que cenar ligero?

¿Por qué hay que cenar ligero?

La cena no engorda sólo por el tipo de comida... ¡también por la hora!

Estamos cansados de escuchar que para perder peso y dormir bien hay que cenar ligero. Te contamos por qué la cena es una de las comidas que más engordan.

Cena ligera
Una cena con pocas calorías hace que el cuerpo queme las reservas | G+J

Diferentes estudios han demostrado que el momento del día en el que tomamos las diferentes comidas influye a la hora de ganar o perder peso. Saber qué alimentos incluir en la cena es muy importante para mantener la línea.

Ten en cuenta que, al ser la última comida del día, lo que ingieres no lo quemarás, por lo que es de especial importancia controlar las calorías de los platos.

Además, la hora a la que se cena es casi tan importante como lo que se cena. Cenar tarde, justo antes de irse a la cama, está totalmente contraindicado. Los nutricionistas recomiendan hacerlo dos horas antes irnos a dormir, para que la digestión ya esté hecha.

Un estudio realizado por las universidades de Harvard, Murcia y Tufts, puso de manifiesto que el aumento de peso de esta comida se ve más influido por la hora a la que se cena que por los alimentos que se toman. Cuanto más tarde se cene, más fácil será ganar peso.

La principal razón es que por la noche el metabolismo se ralentiza y se queman muchas menos calorías que durante el resto del día.

¿Qué debemos cenar?
Cuando estamos intentando perder peso, controlar lo que se toma en esta comida es fundamental.

Por la noche casi no se consume energía y se queman menos calorías, pero por otra parte es el momento del día en que se pasa más tiempo sin comer. Si haces una cena con pocas calorías, el cuerpo puede tirar de reservas.

Los nutricionistas están de acuerdo en que una cena ideal debe suponer entre el 15 y el 25% del total de calorías diarias y debe estar compuesta por verduras, pescado blanco, huevos o carnes ligeras, siempre cocinadas a la plancha.

Cuidado con estos alimentos
No siempre nos apetece cenar ligero. Sin embargo hay que tener cuidado con algunos alimentos que son muy calóricos o que hacen que no disfrutemos de una noche de buen sueño.

Pizza, pasta y arroz
Todos estos alimentos son ricos en hidratos de carbono simples y no son nada recomendables para tomar por la noche ya que aportan mucha energía a corto plazo que no se va a quemar.

Bocadillos
Con los bocadillos ocurre exactamente lo mismo que en el caso anterior. Lo ligero o contundente que sea, dependerá de los ingredientes que se escojan pero, aun así, tomar demasiado pan para la cena no es lo más recomendable.

Si quieres darte un capricho y cenar un bocadillo, opta por uno de pequeño tamaño, con pan integral y vegetales como protagonistas.

Frituras y grasas
Intenta no incluir grasa en la última comida del día. Si tomas carne y pescado, busca alternativas ligeras y cocínalas a la plancha, al horno o al vapor.

Cereales
¿Cuántas veces hemos pensado que unos cereales son una opción perfecta para una cena ligera? Al contrario de lo que parece a simple vista, su alto contenido en azúcar hace que no durmamos bien y, además, son una fuente de hidratos de carbono.

En caso de tomarlos para la cena, opta por cereales ricos en fibra que no tengan azúcar y acompáñalos de leche desnatada.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.