EMPECEMOS POR EL DE ALBAHACA

EMPECEMOS POR EL DE ALBAHACA

Aprende a hacerte aceites aromáticos caseros

Sólo es necesario adquirir un buen aceite de oliva virgen o virgen extra y unas hojas de los aderezos que nos gusten. Podemos hacer aceite de romero, de olivas negras e incluso de frutos secos, pero para empezar os proponemos este de albahaca que es sencillísimo y que en el súper nos suelen cobrar a precio de oro.

albahaca
La albahaca, siempre bien fresca. | Cocinatis

- Limpia las hojas de albahaca (aproximadamente 1/2 kg por cada litro de aceite, pese a que esta cantidad puede variar en función de si os gusta el aceite más o menos aromático), y sécalas mediante suaves golpecitos con un trapo, para evitar que se estropeen.

- Una vez secas, colócalas en un recipiente, tritúralas sin que queden totalmente deshechas y añade el aceite.

- Tapa herméticamente el recipiente y deja macerar el aceite de albahaca durante aproximadamente un mes en un lugar fresco y seco.

- Pasado este tiempo, cuela el aceite con un colador de tela, estrujando ligeramente la albahaca con el fin de sacar todo su jugo.

- Opcionalmente, puedes decorar la botella con alguna hoja seca de albahaca.

El aceite de albahaca va bien en numerosos platos: desde una mozzarella o una burratta a una ensalada de pasta o unos secillos espaguetis 'all'aglio e olio'. Te damos una receta en la que el aceite de albahaca va a quedar divinamente.

Ensalada con aceite de albahaca

-1 pepino

-2 tomates maduros

-1 aguacate.

-200 g de queso de cabra.

-100 g de nueces.

Lava, trocea en daditos y mezcla los ingredientes, y añade un chorrol de aceite de albahaca, sal y, si te gusta, una pizca de pimienta.

 

 

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.