¡TENGO GASES!

¡TENGO GASES!

Alimentos que producen gases (y tú no lo sabes)

¿Existe alguna sensación más incómoda, desagradable y común que los gases? Forman parte del proceso natural de digestión, pero son realmente molestos.

Manzanas
Manzanas | Agencias

La verdad es que los gases siempre están ahí aunque no lo parezcan, pero solo los sentimos cuando son excesivos, entonces es cuando comienzan a ser un incordio. Pueden provocar hinchazón y dolor abdominal, y también flatulencias desagradables.

Los gases excesivos y sus molestias se pueden generar de muchas formas: comer muy rápido y tragar demasiado aire al comer suele ser una de las causas más comunes. La ansiedad y estrés también hacen mella. Pero lo cierto es que evitar los gases es posible. La alimentación es clave, y, por tanto, conocer los alimentos que pueden hacerte daño también.

Alimentos que dan gases y no lo sabías

Muchos alimentos que provocan los gases son muy conocidos, las típicas legumbres o hidratos de carbono de absorción lenta; los vegetales y las verduras; los lácteos como la leche, el queso y los yogures; y algunas frutas y setas, como los champiñones.

Avena | Agencias

Pero también hay otros muchos alimentos que no son conocidos precisamente porque generen gases y el caso es que los generan. Está claro que en mayor o menor medida dependiendo de la persona, pero los producen. Y no se trata de evitar su consumo, cada persona es un mundo y según a quién puede afectar de una manera u otra, pero si tienes tendencia a tener gases ¡atenta!, puede que te sorprendas:

Algunos frutos secos como las uvas pasas, los cacahuetes, los pistachos, las pipas de girasol o las almendras. A pesar de tener muy buenas propiedades y beneficios para la salud en pequeñas porciones diarias, estos frutos secos provocan gases, y más de los que pensamos. Su alto contenido en fibra sumado a su alto contenido en grasas saludables, proporciona una mayor cantidad de gases en el cuerpo.

Dicen que comer una manzana al día proporciona mucha salud, tiene muchísimos beneficios y previene muchas enfermedades, y todo eso es cierto. Lo que no es tan conocido es la cantidad de gases que generan las manzanas cuando se comen, en realidad, no es nada raro, como suele pasar con muchas frutas (aunque con unas más que con otras). La manzana contiene en su composición fibra soluble, la cual no proporciona una digestión demasiado fácil y eso genera gases.

Los zumos, o mejor dicho jugos de fruta, suelen ser muy flatulentos. Algunas frutas ya lo son de por sí, como por ejemplo es el caso de las uvas (muy utilizadas para hacer jugos). El caso es que si a esto le sumamos la cantidad de azúcares utilizados para hacer el jugo (sin contar los propias de la fruta), la combinación puede ser bastante molesta para tu organismo.

La reina de los desayunos en las redes sociales, la avena, también produce gases. Es uno de los cereales más nutritivos y completos que existen (su moda no iba a ser en vano), pero si se consume en crudo es bastante flatulenta. Lo mejor es cocerla e incorporarla a tus platos. La avena es un cereal muy versátil e Internet está repleto de ideas. Si tiendes a tener gases, solo tienes que evitar comerla en crudo.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.