ACARAMELADA Y DULZONA, COMBINA CON GINEBRAS SECAS Y AFRUTADAS

ACARAMELADA Y DULZONA, COMBINA CON GINEBRAS SECAS Y AFRUTADAS

Tunea tu gin-tonic: llega la tónica con hibiscus

Cuando creíamos que ya no se podía innovar más en el mundo del gin-tonic, llegó el de plancton, y cuando creíamos que ya no se podía ir más allá en materia de tónicas, Schweppes presenta su nueva creación, la de hibiscus, una bebida suave, dulce y acaramelada ideal para los fans de los tragos menos contundentes.

tónica-hibiscus
Probamos dos versiones: con cítricos y hierbabuena o con lima y fresas. | Cocinatis

¿Por qué atreverse con una tónica con hibiscus cuando ya tenemos la tónica convencional y, si la cosa va de gin-tonics, incontables aderezos para modificar el sabor de nuestro trago hasta cansarnos? Alberto Pizarro, barman de Bobby Gin, en Barcelona, lo tiene claro: "Porque hay muchos consumidores que buscan constantemente la diferencia, aportar nuevas sutilezas a su ginebra. El amante de las ginebras secas con un toque cítrico seguramente no pedirá jamás una tónica afrutada y aromática como esta, pero existe el consumidor que busca todo el rato emociones fuertes y al que este trago se adecúa perfectamente".

La tónica de hibiscus de Schweppes, una flor exótica que crece en Asia y algunos puntos de África, es la única del mercado con aromatizantes naturales, en este caso procedentes de la zanahoria roja. La primera cata nos revela una bebida dulce, con un ligero sabor a chuche, afrutada y floral, muy fresca, que va perdiendo contundencia a medida que se mezcla con la ginebra y consigue aportar un discreto toque dulce que, por fortuna, no se apodera del trago. Pese a su fuerte personalidad es una bebida muy versátil que, contra todo pronóstico, combina muy bien tanto con ginebras florales y afrutadas como con las más secas.

"Contra lo que pensábamos al principio", asegura Pizarro, "es una tónica que sienta estupendamente a las ginebras más secas, con menos matices, que solemos aderezar con un toque cítrico y de hierbabuena". Aunque en realidad esta tónica parece haber nacido para ser la perfecta compañera de viajes de ginebras más dulces y florales (si nos permitís el término, más "femeninas"), como una G-Vine, por ejemplo, especialmente indicadas para aquellos detractores del gin-tonic clásico y seco que apuestan por buscar constantemente nuevos matices en sus bebidas. Para ello, Pizarro apuesta por complementar el trago con un toque de fresa y lima, que aportará frescura y sabor.

 

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.