¿TE ALTERA? ¿ES TAN SANO COMO DICEN?

¿TE ALTERA? ¿ES TAN SANO COMO DICEN?

Test: ¿cuánto sabes sobre el té?

Hay numerosos mitos alrededor del té que hacen que no tengamos claro si es la mejor de las bebidas, que podemos consumir a destajo, o si, por el contrario, está acabando con nuestra salud. ¿Cuánto sabes sobre el té? Con este sencillo test aprenderás muchas cosas sobre él y descubrirás cuánto sabías sobre este brebaje... ¿milagroso? ¿Verdadero o falso?

te
Cuánto sabes sobre el té. | Cocinatis

1- El té no te altera.
FALSO.

O, mejor dicho, falsísimo. Hay quien deja el café y se pasa al té creyendo que este gesto va a ser el fin de todos sus males y se sorprende al descubrir que va como una moto por la vida. El té contiene teína, una sustancia de efectos similares a la cafeína, y, además, no es cierto que el té negro tenga más cafeína que el té verde. De hecho, ningún estudio ha podido discernir hasta el momento que té tiene más teína, lo único que se sabe es que la concentración de esta sustancia depende de la cantidad de tiempo que se sumerja en el vaso, así que si quieres un té suave, déjalo poco rato en el agua.

2- El té verde es el mejor de todos.
FALSO.

Es, obviamente, diurético, pero también lo es el café, y es cierto que contiene un buen número de antioxidantes. Éstos son beneficiosos para el equilibrio celular y para la piel, aunque ningún estudio científico ha sido capaz de discernir hasta el momento cómo absorbe nuestro organismo los antioxidantes del té y si este consumo tiene resultados tangibles. De hecho, aunque la mayoría no lo sepa, existe un tipo de té con muchísimos más antioxidantes que el verde: el té blanco. Para adelgazar, sin embargo, los expertos recomiendan té rojo por sus propiedades quemagrasas, pero ocurre lo mismo que con el té verde y los antioxidantes: hasta el momento ningún estudio ha sido capaz de ratificar esta propiedad con resultados tangibles.

3- El rooibos no es un tipo de té.
VERDADERO

Muchos consideran que el rooibos es un tipo de té rojo, pero esta afirmación no es exacta, pues no procede, como el té, de la planta camelia sinensis, sino de un arbusto norteafricano. Es, pues, estrictamente una infusión, y tiene la ventaja de no contener teína y de ser un potente antioxidante que podría tener un papel fundamental en la lucha contra diversas enfermedades. Además, tiene propiedades relajantes perfectas para aquellos que padecen insomnio o ansiedad.

4- El té no tiene efectos adversos.
FALSO

Como decíamos al principio, el consumo de té se ha extendido entre la población a partir de sus supuestos beneficios para la salud. Y es cierto, pero a menudo desconocemos que algunos tipos de té pueden tener efectos adversos, y no sólo los derivados del consumo de teína. El té negro, por ejemplo, tiene efectos astringentes y desmineralizantes, debido a su potente efecto diurético, de manera que su consumo excesivo puede ocasionar trastornos como calambres, entre otros. Todo ello, claro, siempre que se superen las tres tazas diarias.

5- Puedo beber té mientras tomo medicamentos
FALSO

Cuidado. Es importante que consultes con tu médico pues algunos medicamentos están contraindicados con el consumo de té. De hecho, un consumo excesivo de algunos tipos de té, como el verde, puede dar lugar a mareos, vómitos, diarreas, irritabilidad e insomnio, de manera que conviene moderar su ingesta cuando estamos consumiendo medicamentos. Sin embargo, insistimos: la comunidad científica parece estar de acuerdo en que tres tazas al día no sólo son inofensivas, sino que pueden tener numerosos beneficios para nuestra salud.

 

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.