Fíjate en lo que estás perdiéndote

Fíjate en lo que estás perdiéndote

¿Por qué tienes que tomar zumos de frutas?

Son ricos en nutrientes, echan una mano contra la deshidratación, combaten los radicales libres... ¿Cómo es posible que no estés cogiendo ya la licuadora para hacerte unos ricos zumos de frutas?

Frutas en zumo: no te olvides de tomarlas en verano.
© | Morguefile

El verano es el momento ideal para disfrutar de los zumos y néctares de frutas. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Ministerio de Sanidad y Consumo español promueven el consumo mínimo de 400 gramos de frutas y verduras variadas, que equivalen a cinco raciones diarias de estos alimentos, en cualquiera de sus presentaciones. Y aquí es donde entran los zumos comerciales. Un estudio basado en la encuesta nacional sobre salud y nutrición NHANES 1996-2004, realizado en Estados Unidos, para estudiar la relación entre el consumo de zumos y el riesgo de obesidad y síndrome metabólico, concluyó que las personas que habitualmente consumen zumos de fruta eran más delgados y  tenían menos probabilidades de padecer obesidad.

Pero, ¿cuáles son las cualidades de los zumos que los hacen tan indispensables? Os lo contamos, tranquilos.

Sus propiedades nutricionales. La calidad nutritiva de los zumos de frutas está relacionada con su capacidad para proporcionar nutrientes, principalmente hidratos de carbono, vitaminas y minerales, así como otros compuestos bioactivos. Así, los zumos aportan las siguientes vitaminas: la B1, que reduce el cansancio y la fatiga; la C, que contribuye al normal funcionamiento psicológico, rendimiento de la energía y protección del ADN; la B12, que favorece la formación de glóbulos rojos, división celular, rendimiento de energía y la función del sistema inmunológico; la B6, que ejerce un efecto beneficioso sobre las proteínas y el metabolismo glucógeno, la función del sistema nervioso, la actividad hormonal y mejora el funcionamiento mental o el ácido pantoténico, que favorece el rendimiento mental, la función suprarrenal y una piel saludable.

Son idóneos para los niños. La Asociación Americana de Pediatría (AAP) recomienda el consumo responsable de zumo de frutas en los niños y limita su consumo a los niños entre uno a seis años a 120-180 mililitros y entre los jóveens entre siete y dieciocho años a 240-360 mililitros. Al ser el zumo  una bebida rica en azúcares, como las frutas de las que procede, su consumo provoca falsas controversias relacionadas con la obesidad. No hay una asociación directa entre el consumo de zumo de frutas y el sobrepeso en niños y adolescentes, pero sí está científicamente demostrado que su consumo adecuado aporta beneficios para la salud. Asimismo, constituye una forma apetecible para ayudar a los niños a cumplir con las recomendaciones de consumo de frutas.

Activos contra los radicales libres. Entre todas las propiedades beneficiosas de los zumos de frutas destaca su capacidad antioxidante, que contribuye a la protección del organismo. Así, por ejemplo, existen radicales libres, conocidos como EROS, que son altamente tóxicos y que pueden derivar en el desarrollo de graves enfermedades si no se combaten. Los antioxidantes hacen que los zumos de frutas, consumidos de forma habitual desde la niñez, representen una buena alternativa para reducir el riesgo de enfermedades crónicas cuando se llega a edades avanzadas.

Combaten la deshidratación La ingesta de zumos puede constituir una forma equilibrada de hidratarse, ya que el agua es el componente principal de los zumos de frutas, representando alrededor del 82-90% de su volumen total. Por ello, los zumos son una excelente vía para equilibrar nuestro organismo tanto desde el punto de vista nutricional como de la hidratación.

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.