La plan-ta, no el licor

La plan-ta, no el licor

La planta del ¡TEQUILA! te puede ayudar a perder peso

El alcohol engorda, el alcohol engorda, ayyyy... llevamos eras enteras escuchando este mantra y ahora los de la American Chemical Society nos dice que hay uno hecho a partir de una planta que tiene azúcares que adelgazan...

¿Alguna vez te has preguntado por qué a los 18 años estabas hecho/a una sílfide y ahora, unos añitos después, tienes cuerpoescombro? Tenemos la respuesta: en tu más tierna juventud seguramente te dabas a los chupitos de tequila con alegría y ahora, sin embargo, no los tocas ni con un palo y, en su lugar, trasiegas gin-tonic como si vinieras de comer 100 cajas de polvorones. O eso al menos sugieren los científicos, al menos en parte.

Porque, amigos del alcohol y la diversión, nuestros AMIGOS (con mayúscula) los científicos han vuelto a darnos una alegría. Un informe rescatado de la American Chemical Society explica que el agave, la planta a partir de la que se hace el tequila, tiene unos azúcares que no son digeribles, con lo que no aumenta el nivel de azúcar en sangre. Punto para los científicos.

Por otro lado, aumentan la producción de la hormona GLP-1, que hace que el estómago se vacíe más lentamente. Set para los amantes de la jarana.

Y, finalmente, según Mercedes G. López, coautora del estudio, como resultado de la presencia de dicha hormona, el azúcar presente en el agave hace que nos sintamos llenos durante mucho más tiempo. Set final y partido para los party animals del mundo. ¿Cómo llegaron a esta conclusión? Pues dando agua con estos azúcares del agave a ratones. Los que la tomaron comieron menos que aquellos a los que no se administró.

Pero hay más: los azúcares presentes en el agave aumentan la producción de insulina, con lo que también pueden echar una mano a los diabéticos. Pero, ¿por qué son tan beneficiosos? Pues porque son fructanos, formados por moléculas de fructosa, que tienen propiedades probióticas, inmunomoduladoras y antioxidantes. Además, se trata de un tipo de azúcar que no parece tener efectos secundarios con lo que sería un edulcorante perfecto.

Sin embargo, antes de que cojáis los vasos de chupito y os lancéis a una noche loca, escuchemos de nuevo a la doctora López, que nos advierte de que estos azúcares se convierten en etanol durante el proceso de producción del tequila, lo que hace que no lleguen a estar presentes en el producto local. Peero, quizá es solo cuestión de tiempo que se logre que sobrevivan en el proceso, por lo que, who knows, si en el futuro tendremos ese tequila SALUDABLE con el que se soñamos.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.