Los modernos la adoran

Los modernos la adoran

Esta bebida con bacterias es lo más sano que puedes meterte en el cuerpo

Ya la tomaban los emperadores chinos y ahora es una bebida de moda. ¿Te atreves a tomarla?

La kombucha ya está aquí.
La kombucha ya está aquí. | Komvida

Los emperadores chinos ya la consumían hace siglos como elixir de la vida y la energía. La kombucha es una bebida milenaria cuya fórmula ha sido recuperada a lo largo de los años hasta ser más que una moda en lugares como California, donde tomar este remedio probiótica y fermentada es tan común como pedir una coca cola. A este lado del charco, dos jóvenes y viajadas emprendedoras extremeñas, Nuria Morales y Beatriz Magro, se acaban de lanzar a producir la primera kombucha Premium española, envasada en vidrio, con tres sabores distintos, y enfocada a crear cultura y convertirse en una alternativa saludable, orgánica y vegana, a los refrescos tradicionales y los zumos envasados.

La kombucha tiene muchos beneficios. | Flickr

Lo primero que hay que tener claro es qué es la kombucha. Se trata de un producto 100 % ecológico, con múltiples beneficios para el organismo y sin apenas calorías, que ya causa furor en países como Indonesia, Australia y Estados Unidos. En este último, el mercado de kombucha, con un crecimiento anual del 30%, ha cerrado 2016 con un volumen de negocio de 600 millones de dólares desbancando al agua de coco y ganándole terreno a otras bebidas y zumos orgánicos y saludables. También en países como Reino Unido, Francia y Alemania el número de marcas de kombucha ha aumentado notablemente en los últimos años y ya están disponibles en los supermercados más exclusivos y potentes de cada región. “En España aún es bastante desconocida”, asegura Beatriz Magro. “Si no ha llegado antes es porque hasta ahora aquí no hemos tenido tanta conciencia de cuidarnos. Ahora sabemos que mucho de lo que consumimos está pasteurizado. La kombucha es una de las pocas opciones naturales, equilibradas y controladas que existen. Es tan sana como el agua pero mucho más nutritiva gracias a las bacterias que la componen”.

¿Bacterias? Sí. Bacterias vivas que nos dan más vida. La kombucha es una bebida probiótica que se obtiene de una doble fermentación de una colonia simbiótica de bacterias y levaduras llamada scoby que, mezclada con té verde, azúcar, agua mineral y zumos orgánicos, da como resultado un sabor intenso y exquisito y una agradable burbuja natural. En el caso de la extremeña Komvida no existe pasteurización, por lo que se considera un alimento vivo, con microorganismos que permanecen activos en el intestino y que ejercen importantes efectos fisiológicos. “Industrializamos el proceso que se hacía hace dos mil años para controlarlo un poco y equilibrarlo, pero sigue siendo cien por cien natural. Sin sulfitos ni pasteurizados. Sin gas carbónico, ni azúcares añadidos, ni lácteos, ni gluten”.

Entre los principales beneficios para el organismo se encuentra la mejora el sistema inmunológico. La kombucha contribuye a eliminar toxinas del hígado y del cuerpo, es una gran fuente de antioxidantes, ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer o la artritis, mejora la digestión y flora intestinal y equilibra el metabolismo a la vez que proporciona energía. “En el aparato digestivo tenemos el 70% de nuestro sistema inmunológico”, añade Magro. “Una kombucha al día es la mejor opción para aumentar las defensas de cara al invierno”. Mano de santo también “si tienes problemas para ir al baño o digestiones pesadas, pues mejora la flora intestinal”. Por no hablar de que, al no ser de procedencia animal puede considerarse una bebida vegetariana y crudivegana, que solo aporta entre 29 y 31 calorías por cada 100 ml. Menos que una manzana.

Con ustedes, el hongo de la kombucha. | Wikipedia

Tras conocerla en EEUU, Nuria Morales (ingeniera química y experta en fermentados) y Beatriz Magro (con amplia trayectoria en comunicación), con decidieron montar su propia empresa en su localidad natal. “La que hemos liado en Fregenal de la Sierra no tiene parangón”, bromea la socia fundadora de Komvida. Pero tiene razón. Este pueblo pacense de 5.000 habitantes no se ha visto en otra igual. El de la kombucha es un negocio innovador y alejado de los tópicos de la zona. “Estamos ampliando y renovando la fábrica, que va a ser de las punteras en Europa porque no paramos de crecer”, asegura Beatriz. Así, con una fuerte inversión en I+D+i y en marca, 400 m² de modernas instalaciones y con ingredientes locales ecológicos y de primera calidad (a excepción del té, que viene de Asia), estas dos amigas “de mundo pero de pueblo” elaboran la primera kombucha española de calidad Premium, realmente sabrosa y envasada en vidrio, en Badajoz.

“Nuestro objetivo es que Komvida sea una opción real en España a la hora de poder optar por un refresco más sano en cualquier tienda o restaurante. Sabemos lo difícil que es competir con las grandes marcas, pero ya estamos en bares y restaurantes y no hemos hecho más que empezar”. No están solas en la aventura. Grandes cocineros como Mario Sandoval y Rodrigo de la Calle ya juegan con ella en sus menús. De aquí a tres años nos va a salir la kombucha por las orejas, auguran las extremeñas. En Europa no para de crecer, España se está subiendo al carro, y gigantes como Pepsi Co, que adquirió Kevita el año pasado, apuestan desde hace tiempo por opciones saludables y ecológicas capaces de competir en un mercado que cada vez tiene más conciencia healthy. No. Cuidarse ya no es una moda.

Más noticias

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.