¿VERDAD O MITO?

¿VERDAD O MITO?

¿Debo beber dos litros de agua al día?

Sea cual sea la dieta que hagamos o sea cual sea el nutricionista al que consultemos, todos van a coincidir en que debemos beber mucha agua. ¿Cuánta? Es estándar son dos litros diarios, aunque es cierto que esta cantidad depende mucho de muchos factores: el peso, el metabolismo, la actividad que realiza cada persona... Aunque ahora, claro, hay quien cuestiona esta creencia y asegura que lo de los dos litros de agua es... otro mito.

agua
Dos litros de agua al día, la mejor medicina contra casi todo. | Cocinatis

Llevamos años escuchando que es necesario beber dos litros diarios de agua (hay quien incrementa esta cifra hasta tres y quien la sitúa en 1,5 litros), tanto para la salud de nuestros riñones como de nuestra piel, para nuestro aparato digestivo y, en definitiva, para eliminar toxinas y hacer que nos sintamos mejor. Pero en los últimos tiempos diversos estudios han desmentido este mito popular, hasta el punto de que hay incluso quien asegura que beber agua en exceso (y se consideran un exceso esos 2 litros aparententemente estandarizados) puede ser perjudicial para la salud. Sin posicionarnos sobre cuál es realmente la mejor opción, aquí van algunas consideraciones sobre el hábito de beber los dos famosos litros de agua diarios.

¿Qué dicen las autoridades sanitarias? 
La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (AESAN) estima que el consumo total de líquidos de un ser humano adulto debería rondar los tres litros diarios, siempre en función de su metabolismo y sus hábitos. Pero no todos estos líquidos tienen por qué ser agua. Excepto las bebidas alcohólicas, todo vale, cafés, leche, zumos, infusiones... en definitiva, cualquier bebida que nos ayude a depurar nuestro organismo. Así, si tenemos en cuenta que quien más quien menos toma café y alguna infusión, bebidas gasificadas, sodas, refrescos o leche, y que solemos tomar un par de vasos de agua en comida y cena, ya lo tendremos: nuestro consumo de agua es totalmente normal atendiendo a la AESAN y no tenemos por qué pasearnos por la oficina con la lengendaria botellita de agua para rellenar que nos hace creer que estamos cuidando nuestra salud.

¿Cuáles son los beneficios de tomar abundante agua?
Uno de ellos es, desde luego, prevenir infecciones urinarias y cálculos, especialmente en aquellos casos en que haya una pérdida excesiva de líquidos (gastroenteritis, deporte...). El agua también contribuye a mantener nuestra piel hidratada, aunque no existe ninguna evidencia científica de que beber agua ayude a adelgazar.

¿Y cuáles son los riesgos?
Mientras hay estudios que aseguran que beber agua es beneficioso para la salud y que lo que realmente es peligroso es no hacerlo, hay otros, como uno de la Universidad de Medicina de Darmouth, EE.UU, en 2008, que asegura que ni es beneficioso ni perjudicial, es decir, que no han podido hallarse evidencias científicas de que beber dos litros diarios de agua sea malo, pero tampoco que tenga beneficios evidentes. Hay, sin embargo, expertos en medicina y salud que alertan de los graves problemas que puede ocasionar en personas con insuficiencia cardíaca, por ejemplo, el consumo excesivo de líquidos. Otro de los riesgos de este hábito es acostumbrar al cuerpo a su consumo, de manera que modifiquemos los mecanismos químicos de nuestro cerebro y éste sea incapaz de entender un descenso en el consumo.

¿Cómo sé cuánta agua debo beber?
Simplemente debemos fijarnos en el color de nuestra orina y dejar de contar los vasos que nos bebemos. Si ésta es de color pajizo claro es que estamos tomando la cantidad correcta de agua. Si es oscura es que estás deshidratado y necesitas beber más, y si es demasiado clara indica que te estás pasando

Si tengo problemas de sudoración, ¿debo beber más agua para reponer?
Las personas que sufren hiperhidrosis (sudoración excesiva) suelen beber mucha agua para compensar la pérdida de líquidos a través del sudor. Recientemente, diversos estudios han concluído que este gesto acaba siendo contraproducente, ya que al fin cuanta más agua bebemos más sudamos, porque el cuerpo la elimina a través del sudor.

¿Debo beber agua de mineralización débil? ¿En qué se diferencia del resto de aguas? 
Este tipo de agua, que ahora está de moda gracias en gran parte a una estrategia de marketing impecable, presenta menos cantidad de minerales, es decir, tiene niveles muy bajos de sodio pero también tiene poco calcio, poco magnesio y otros minerales que son favorables para el cuerpo, especialmente cuando estamos haciendo dietas bajas en calorías que requieren que compensemos la falta de minerales a través del agua. Es cierto que este agua está especialmente recomendada para niños o ancianos, o para personas con problemas de cálculos renales, pero en líneas generales una persona adulta puede consumir agua mineral natural sin problemas.

Y ya que estamos, ¿puedo beber agua durante la comida?
No hay ningún problema. La creencia de que si bebemos agua durante la comida engordaremos más no es más que un mito. Se puede beber todo el agua que se desee antes, durante y tras las comidas.

 

 

 

 

 

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.