EL CAFE LATTE DE TODA LA VIDA TOMA DIFERENTES FORMAS

EL CAFE LATTE DE TODA LA VIDA TOMA DIFERENTES FORMAS

Cúrcuma, wasabi, matcha... Un latte puede ser muchas cosas

Mientras hay quien asegura que la leche es el demonio, vivimos, curiosamente, un auge de esta bebida en formatos hasta ahora desconocidos. Al café latte de toda la vida le han sucedido experimentos como el cúrcuma-latte (un hit entre el famoseo), el wasabi latte, el matcha latte y otras modalidades para tunear nuestro latte de toda la vida. Que puede elaborarse también, claro está, con leches vegetales.

wasabilatte
Pues no tiene mala pinta el wasabi latte... | Cocinatis

Cúrcula latte

Gwyneth ya ha dicho que mola, de manera que no existe nadie en el mundo con autoridad sufieciente para negar los beneficios de esta bebida que se puede mejorar, por ejemplo, con un toque de jengibre. Puede utilizarse leche de vaca o, mejor que mejor, cualquier bebida vegetal y ya está arrasando en numerosos restaurantes de Estados Unidos y Australia, por lo que auguramos que pronto llegará hasta nosotros. Su elaboración no tiene ningún misterio: añadimos a nuestro vaso de leche una cucharada de cúrcuma y ya tendremos superbebida al canto, pues la cúrcuma es un dechado de propiedades beneficiosas para nuestro organismo.

No sólo es un potente antiinflamatorio y antioxidante, sino que refuerza de manera natural nuestro sistema inmunológico, de manera que una cucharadita diario va a suponer la mejor de las defensas contra gripes y demás virus. Mejora la actividad cardiovascular, está buenísima y, además, permite que demos rienda suelta a nuestra creatividad y le añadamos numerosos ingredientes: la miel le sienta que ni pintada, pero también la canela o la nuez moscada son buenos amigos del cúrcuma latte. Youtube va lleno de recetas, y auguramos que pronto llegarán a España.

curcuma latte | Cocinatis

Wasabi latte

Frente al look amarillo, similar al de las natillas, que gasta el cúrcuma latte, el wasabi latte se parece mucho más a un batido verde a base de espinacas. Lo preparan con gran éxito en el Round K Café de Nueva York, y fue un invento de su barista ante la gran cantidad de snacks de wasabi que solicitaba la clientela para acompañar su café. Como resultado de esta demanda nació esta bebida que consiste, simplemente, en añadir a la leche sirope de wasabi (el resultado de poner a hervir wasabi, azúcar y agua) y completar la mezcla, si se desea, con un chorro de café, que acabará con el color verde del conjunto y convertirá nuestra bebida en marrón.

Matcha latte

Su consumo está más que extendido, y no es más que la combinación de leche con la bebida de moda. El té matcha es una variante del té verde que se elabora directamente con la hoja de té, sin destilar, de manera que tiene una grandísima cantidad de propiedades que convierten a esta bebida en la preferida de muchas 'celebrities'. El aspecto del té matcha es similar, al igual que el anterior, al de los batidos verdes, y su sabor es contundente y ligeramente amargo, por lo que suele costar conectar con él al principio. Una vez superada la prueba, el matcha-latte (frío en verano y calentito en invierno) suele convertirse en un básico del día a día de todas aquellas personas que desean cuidarse, pues a sus propiedades diuréticas y desintoxicantes hay que añadir su efecto quemagrasas y digestivo.

matcha | Cocinatis

Canela latte

De sobras conocidas son las propiedades medicinales de la canela, que se ha utilizado desde la antigüedad para el tratamiento de enfermedades cardíacas, de bazo, hígado y riñones. Tiene, además, propiedades digestivas, mejora la circulación y es un potente antiinflamatorio. Es por ello que cada vez más establecimientos deciden ofrecer un latte con canela, una bebida que nos podemos elaborar en casa muy fácilmente. Su versión sencilla consiste en espolvorear una cucharada de canela sobre nuestro vaso de leche caliente o fría, mientras que la más extendida consiste en poner a hervir una rama de canela con la leche, para que ésta coja el sabor de la especia. Se finaliza espolvoreando un poco de canela en polvo por encima y... ¡ya lo tendremos!

Milkshake

Cómo hablar de combinados con leche y olvidar al hermano más calórico y algo menos saludable de esta lista. El milkshake es la combinación de leche con helado, que en los últimos veranos se ha instalado con bastante éxito en nuestro país, pero en invierno se topa con ese legendario temor mediterráneo a tomar bebidas frías cuando bajan las temperaturas. El milkshake consiste, simplemente, en combinar leche con helado, y puede hacerse de cualquier sabor. Lo mejor es que los helados sean artesanales y de frutas, pues así nos estaremos asegurando una buena cantidad de vitaminas mientras consumimos un tentempié consistente, delicioso, con muchas más calorías que los anteriores.

milkshake | Cocinatis

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.