¡Qué me catas!

¡Qué me catas!

Cotilleos (y curiosidades) del mundo del vino

¿Sabes cuál es la wine lover más sexy? ¿O que Álvaro Palacios es un apasionado de José Tomás? Los intríngulis del mundo del vino esconden muchas sorpresas y nos las cuenta Meritxell Falgueras.

El mundo del vino da para muchos cotilleos.
El mundo del vino da para muchos cotilleos. | Pexels

Había una vez un programa de cotilleos que se llamaba "qué  me dices"… Así que al 'gossip' del mundo del vino lo podemos llamar "qué me catas". Dicho esto empezamos. ¿Sabíais que en el stand de Muga Isacín siempre llevaba un chorizo cojonudo? ¿Qué Mariano García (el driving-wine-maker peninsular por excelencia) conduce con el volante tan lejos que casi va estirado?  A Mariano le encantan los Riojas viejos igual que Juan Carlos López de Lacalle adora los Burdeos y una vez, cuando era joven catando por primera vez Clos d’Estournel prometió que haría vinos de altura. Por ello tuvo el coraje de irse a vivir por unos años a Inglaterra con Pilar y toda la familia y hacer de Artadi una marca aún más internacional. No es el único. Pepe Raventós se mudo a Manhattan con la experta en comunicación vinícola, su mujer Susanna, y sus cuatro hijos y desde allí conquistaron la prensa. Por suerte todos han vuelto cerca de sus viñas para que los podamos degustar más de cerca.

Los 'winelovers' más sexies están claros. La más guapa, natural, cañera y sumamente inteligente y sensitiva es Sara Pérez que tiene nada menos que cuatro hijos con el también bodeguero René Barbier Meyer. Sus padres, y consuegros son nada menos que el mítico René Barbier y Josep Lluís Pérez, los que revolucionaron esta D.O. calificada. Yo he presenciado una fantástica, facultativa y profesional degustación en que ella daba el pecho a su bebé (¡Bravo! ¡Brava!).

El pódium de ellos está reñido entre el atractivo máximo y la elegancia, como la de sus vinos, de Telmo Rodríguez y el carisma de Álvaro Palacios. A este último se lo conoce por L’Ermita, pero lo que pocos saben es que es un apasionado del flamenco y los toros, hasta declararse fan empedernido de José Tomás. Y es que la gente del mundo del vino es muy maja y por suerte tienen muchos más hobbies que comer y beber. Javier Zaccagnini (Aalto) es un amante de la música clásica, por ello ha bautizado su nuevo proyecto Sei Solo, en honor a Juan Sebastián Bach y sus seis sonatas y partitas para violín solo, BWV 1001-1006: "Sei Solo- A violino senza basso accompagnato".

Raül Bobet es un místico que se levanta antes de las 6 para hacer yoga. Un hombre de miradas profundas más que de palabras. Antes de su proyecto más contemplativo, espiritual y ascético en los Pirineos con el Castell d’Encús, trabajó como director general de bodegas Torres y en el departamento de investigación de Napa Valley.  Hablando de California y de ejercicio no podía faltar una de las mujeres más adorables y distinguidas del mundo del vino: la estupenda Marimar Torres. La primera vez que dormí en su bodega de Russian River Valley escuché Madonna a las 5 de la mañana. Era ella que se estaba entrenando. ¡Qué energía de mujer!

¡Perdonad el paréntesis! Contínuamos con Bobet, un hombre zen que ha dado la vuelta al mundo física y psicológicamente, director técnico de Ferrer Bobet junto a Sergi Ferrer-Salat propietario (miembro de la Academia Catalana de la Gastronomia) del Mon Vínic, el bar de vinos, biblioteca , restaurante y mucho más. Y precisamente allí es cuando en una Alimentaria conocí a mi marido, Lorenzo Zonin, cuando presentaba los vinos de Podere San Cristoforo. Pero hay una historia de amor que es mucho mejor que la nuestra. Es la de Irene Alemany i Laurent Corrió que con su fidelidad al terroir hacen unos vinos en el Penedès desde 1999 a dos manos. Porque mucha de la gente del mundo del vino no sólo se dedica o se ha dedicado al vino. El mismo Quim Vila iba para arquitecto.

Los hay que ya apuntaban manera desde siempre. Ferran Centelles (que en breve sacará un trabajadísimo libro sobre maridaje) iba conmigo en la clase de la Escuela de Hostelería de Muntaner, teníamos solo 18 años. Él era el más ilusionado de toda la clase y fue el delegado. Hay alguien que por muchas ganas que tengas de criticar, no puedes. Solo puedes comentar su savoir faire y su amor sacerdotal al vino: su nombre es Roca, y el nombre Josep. Siento si esperabais cotilleos más 'hard'. Sobre las disputas familiares, desgracias, rolletes, deudas... es mejor no hablar. Los trapos sucios se limpian en familia y el mundo del vino es la mía.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.