Aquí van unos consejitos

Aquí van unos consejitos

Cómo beber alcohol en verano y no morir (emborracharse, vaya) en el intento

Sabemos de sobra que no tenéis freno y menos cuando empieza el calorcito y el verano asoma la pata. Pero beber alcohol con el sol apretando exige seguir una serie de consejos para no acabar desmayado en una terraza.

Que sí, que bebáis en verano, pero con cautela, muchachos y muchachas.
Que sí, que bebáis en verano, pero con cautela, muchachos y muchachas. | Pixabay

Consejos para beber alcohol, consejos para beber alcohol, buah, como si eso fuera tan difícil… Ya os vemos arqueando la ceja ante el sermón que os vamos a meter. Sí, es cierto, lo de tomar unas cañas no tiene ciencia… peeeero, al mismo tiempo os decimos que, en verano, la cosa se complica. Hace calor, tenemos sed, salimos más y el consumo aumenta, así que no está de más tener en cuenta algunas consideraciones para evitar que el alcohol os tumbe. Allá vamos.

No bebáis alcohol para quitar la sed. 35 grados a la sombra, calor como para hacer huevos fritos en la calle y aparece una terraza ante vosotros. Os lanzáis a por una cerveza y de un trago os la tomáis. Pues mal empezamos: mejor os pedís un vasito de agua para calmar la sed y luego ya degustáis la cerveza en plan tranqui. Que sois unos brutos.

Ojo a la deshidratación. El alcohol, como ocurre con el café, es un potente deshidratador y en verano aumenta el riesgo de que nuestro cuerpo se quede sin líquidos, por lo que conviene tener en cuenta que, con cada copa que tomamos, por muy fría que esté, nos estamos deshidratando un poco más.

Despacito y con buena letra. Sabemos que esto no es fácil, ¿vale? En verano tendemos a beber las cañas de un trago, sí, pero conviene hacernos a la idea de que hay que ir un poco más despacito. Nuestro sufrido cuerpo nos lo agradecerá ¡y disfrutaremos más de nuestra cervecita/cocktail/copa.

Justo antes de dormir, mejor que no. El calor es uno de los causantes del llamado insomnio del verano. Tomar alcohol antes de irnos a la cama, aunque en un principio parezca que nos ayuda a conciliar el sueño, acaba luego dándonos la murga y despertándonos en mitad de la noche. No olvidemos que es un estimulante.

Alternar cerveza sin o 'mocktails'. ¿Cuántas veces nos tomamos una copa por la presión social? Pues bien, amigos, conviene recordar de vez en cuando que existen los refrescos o las versiones 'sin' de nuestras bebidas favoritas. Hablamos de la cerveza con 0 contenido de alcohol o de los 'mocktails', esos combinados coloridos que ya se han puesto de moda en Nueva York o Los Ángeles y que son tan cuquis como un Daiquiri o un Manhattan pero, eso sí, sin una gota de alcohol.

Comer, más importante que nunca. Si siempre nos recomiendan que acompañemos el alcohol con algo de comida, en verano esta recomendación sube de nivel. Las altas temperaturas y el estómago vacío, al aliarse, nos la pueden liar parda. Avisados quedáis.

¿Y esta tripita? Ayyyy, alma de cántaro. Con lo que tú te habías currado la operación bikini y ahora resulta que hay lorcillas de por medio. Pues sí, colega, habías olvidado que alcohol engorda. El que menos, la sidra, y el que más, los destilados. Avisado quedas.

Los mas vistos

restaurantes.com

Gana €uros por reservar en tus Restaurantes favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.