Introducción al cerveceo casero

Introducción al cerveceo casero

¿Te animas a hacer tu propia birra en casa? Sigue estos pasos

Vivimos en la era del 'do it yourself'. Después de la fiebre por hacer 'cupcakes', desarrollar nuestra faceta de 'sushiman' o incluso amasar pan en casa, llega el turno de la cerveza. ¿No te tienta aprender a fabricar tu propia birra?

Qué rica la cervecita artesana que uno hace en casa.
Qué rica la cervecita artesana que uno hace en casa. | Freeimages

A lo mejor nunca lo habiaís pensado hasta ahora, pero lo de hacer cerveza en casa puede que tenga su punto. Por un lado, nos hará sentirnos como esos jóvenes productores de cervezas artesanas que parecen pasárselo pipa entre cubas, pipetas y cebada y que son capaces de hacer las 10 mejores. Por otro, siempre podremos ponerle un nombre cachondo a nuestra creación. ¿Nos atrevemos o no?

Paso 1: "Malturar" la cebada

Vamos a hacer unos 20 litros de cerveza, para lo que necesitaremos unos tres kilos de grano de cebada malteada. El primer paso consiste en moler o "malturar" el grano de cebada con un molino de rodillo. No se muele realmente, sino que únicamente se rompe, por así decirlo. La cebada puede sustituirse por trigo u otro cereal dependiendo del tipo de cerveza que queramos hacer. Lo que sí es esencial es que el grano esté malteado para aportarle ese sabor característico a la cerveza.

Paso 2: Al agua, grano

Lo siguiente es echarlo en agua caliente para cocerlo durante una media hora aproximadamente. La función del agua será la de “arrastrar” del grano todo lo que se necesita para la cerveza. Al mismo tiempo, el almidón se convierte en azúcares más sencillos. Después se coloca durante una hora en el macerador (que puede ser una olla de plástico o acero).

Paso 3: Separación y hervido

Separamos el grano del mosto resultante (una pista: este grano puede utilizarse para elaborar un pan delicioso). A continuación, hervimos el mosto durante al menos una hora para esterilizarlo. En esta etapa del proceso, se añade el lúpulo que se hierve conjuntamente para aportar aroma y sabor. El lúpulo puede comprarse en flores enteras o prensado. Se añaden unos 50 o 60 gramos.

Paso 4: Frío y levadura

Para este paso, haremos uso de un serpentín con dos aberturas por el que iremos introduciendo agua fría. El objetivo es bajar el líquido que tenemos de 60 grados a tan solo 20 para evitar que el mosto se contamine con bacterias. Una vez enfriado, procedemos a echar la levadura cervecera, que es la que se encargará de transformar los azúcares del zumo que tenemos en alcohol.

Paso 5: Paciencia y borboteo

Llega el momento de poner a fermentar nuestra mezcla. Lo ideal es introducirla en un cubo opaco, preferiblemente de acero o plástico alimentario. Debe mantenerse a una temperatura constante de unos 20 grados durante unos cuatro o cinco días. En este momento, toca hacer uso del 'airlock' o borboteador, que tiene como función bloquear la entrada de aire y permitir la salida de los gases que emanan de las levaduras durante el proceso. Para que funcione, hay que llenarlo de agua hasta el nivel marcado.

Paso 6: Filtrado y embotellado

Una vez fermentada nuestra cerveza, la filtramos para eliminar los posibles residuos que pueden quedar tras el proceso. Finalmente, se embotella (pueden usarse cascos reciclados) y se le pone la chapa con una máquina especializada. Tras este paso tan solo queda disfrutar de nuestra birra artesana y decir aquello de ¡salud! Menos gas, más sabor y, sobre todo, nuestro toque personal, algo que difícilmente encontraremos en las cervezas industriales.

Bazar para cerveceros novatos

Antes de lanzarnos a hacer nuestra propia cerveza en casa, hay que tener en cuenta que conviene acudir a un taller para verlo en vivo y en directo. Además de eso, necesitaremos un completo inventario de cachivaches entre los que se incluyen barriles de acero, un molino de rodillo, ollas para cocer y macerar, un serpentín, cereal en grano, lúpulo, un borboteador, etc. Un equipo básico puede conseguirse a través de la web www.cervezasdelmundo.com desde 95 euros, aproximadamente. Si queremos profundizar en el mundo de la cerveza artesana o, simplemente, disponer de una chuleta que nos vaya guiando en nuestros primeros pasos por el mundo de la lupulización, nos vendrá bien un buen libro. 'La cerveza artesanal: como hacer cerveza en casa' explica paso a paso, y de manera ilustrada, el noble arte de elaborar birra. Puede comprarse a través de www.masmalta.com por 30 euros.

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.