Sana, refrescante, antioxidante...¿seguimos?

Sana, refrescante, antioxidante...¿seguimos?

El agua de arce es la mejor bebida que existe... ¿o no?

Si alguien te dijo que los 'smoothies' verdes eran lo más de lo más, olvídate de esa persona. Está asombrosamente desactualizada. Lo último de lo último en bebercio saludable es el agua de arce. Como el sirope que la gente usaba para desintoxicar, pero menos denso. Te damos razones a favor de probarla y razones en contra de hacerlo.

El agua de arce: la bebida milagrete de moda.
El agua de arce: la bebida milagrete de moda. | Maple water

¿Os acordáis de aquel amigo que fue una semana entera con una botella de sirope de arce y era lo único que tomaba? "Es para desintoxicar", decía la criatura. Yo tuve hasta un colega que se vino conmigo a un concierto con ESO encima. No tomó ni una cerveza. Solo bebía aquel líquido denseo y marronuzco que, aseguraba, lo iba a convertir en un ser inmortal. Luego siguió la dieta de los tres días durante una temporada (tres días, concretamente) y lo último que supe de él era que estaba con la del grupo sanguíneo. En fin...

Bueno, pues del mismo árbol producto conocido por el jarabe de arce llega ahora, ¡tachaaaaan!, el agua de arce, la última bebida en ponerse de moda en Estados Unidos, ¿dónde si no? y que proclama a los cuatro vientos que es el más milagroso elixir que nuestros cansados ojos hayan visto. ¿Sus cualidades? Sigue leyendo:

- Es totalmente natural. Evidentemente. Brota de los árboles durante la primavera y "contiene todos los nutrientes vitales que ayudan a que todo florezca y la naturaleza se recupere después de dormir durante el invierno", según los productores de una de las marcas más en auge, Happy Tree. ¿Te suena muy new age? Bueno, a nosotros también nos parece un poquito exagerado, pero vamos, que nace del arce...

- Con ná de ná de calorías. Tiene la mitad de calorías que el agua de coco, que ya de por sí se nos presentaba como la quintaesencia de las aguas naturales, diseñadas por el planeta tierra para calmar la sed y nutrirnos.Tiene 45 calorías por cada 500 mililitros.An

- Sabe bien. Cuando una bebida tiene un boom como el del agua de arce, la gente se la bebería aunque supiese a rayos. Pero el caso es que esta, además, está bastante buena. ¿Quién lo iba a decir verdad?

- Es refrescante y aporta nutrientes y minerales. Atención, locos del running, dejad vuestras bebidas isotónicas a un lado y daros cuenta de lo que el agua de arce os ofrece: vitaminas, nutrientes y minerales que alejarán cualquier sombra de agujetas de vuestras piernas. Esto empieza a sonar muy bien.

- An-ti-o-xi-dan-te. A estas alturas, seguro que los ojos os hacen chiribitas y os estáis preguntando, ¿dónde puedo comprarla? Efectivamente, los expertos consideran que puede tener propiedades antioxidantes al nivel de los tomates, lo que la convierte en objeto de deseo.

Pues bien, ahora que os hemos puesto los dientes largos, vamos con los puntos en contra, que también los tiene:

- Es cara, copón. De momento, solo se vende en sitios como Estados Unidos y Canadá (no podía ser de otra forma, si es hasta su árbol nacional) y el precio anda por los tres euros por cada tetra brik pequeñito. El agua del grifo es, desde luego más barata. Y casi cualquier otra bebida, también.

- Tiene azuquita. Ya nos parecía a nosotros que esto de que tuviera un sabor tan agradable tenía truco. Los expertos que ya se han dedicado a analizar las primeras marcas han detectado que cada envase contiene tres o cuatro cucharaditas.

- Tiene las mismas cualidades que el sirope de arce... pero más diluidas. Por puro sentido común: si viene del arce, pero, al mismo tiempo, es una bebida mucho más diluida que el sirope, tendrá menos cualidades que éste. Con lo cual, al final los locos de la dieta del sirope de arce seguro que no cambian su jarabe por esto.

- Ofrece cosas que no necesitamos. Muchas de estas aguas especifican en el envoltorio que son capaces de aportar una gran cantidad de manganesio al organismo. Vale, eso está bien, pero resulta que la gran mayoría de nosotros no necesitamos aporte alguno de esta sustancia, porque tenemos en el organismo, de manera natural, todo lo que necesitamos. Buen intento, agua de arce.

- Hay muchas cosas que aún no sabemos sobre ella. Vale, esto no tiene por qué ser necesariamente malo, pero lo cierto es que el agua de arce es algo tan, tan nuevo, que aún desconocemos qué efectos tiene sobre el ser humano. Sobre todo, en grandes cantidades. Recordemos esto la próxima (o la primera) vez que vayamos a meternos pa'dentro un buchito de agua de arce.

 

 

Los mas vistos

RESTAURANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.